Los jesuitas, las Reducciones, el comunismo y el socialismo del pasado y del presente

Acerca del origen del Comunismo y del Socialismo en el seno del jesuitismo, en el libro titulado “History of the Jesuits: Their Origin, Progress, Doctrines and Desingns” leemos lo siguiente:

“When once the jsuits had raised up a generation so devotes and obediente, they then brought into operation their system of government, and made a successful attempt to realise that republic preconceived of old by Plato, and which, with perhaps more interested views, is held out to us by Socialists of our own day. In fact, their form of a republic was nothing else than that Communism which the famous Cabet is now trying to establish in early the same regions; the only difference being, that the Jesuits substituted themselves for the estate or community.”

Traducción: “Cuando una vez que los jesuitas habían criado una generación tan devota y obediente, pusieron en funcionamiento su sistema de gobierno y realizaron un intento exitoso de realizar aquella república preconcebida de antaño por Platón, y que, con opiniones más interesadas, nos ofrecen los socialistas de nuestros días. De hecho, su forma de república no era otra cosa que aquel Comunismo que el famoso Cabet está tratando de establecer en las mismas primeras regiones; la única diferencia es que los jesuitas se sustituyeron por el estado o la comunidad.”

History of the Jesuits: Their origin, progress, doctrines and desingns.
Giovanni Battista Nicolini. London 1854. Página 303.

El TOP-15 de los libros más descargados de HistoriaYVerdad.org durante Marzo de 2017

Hermanos y amigos,

Les compartimos el TOP-15 de los libros más descargados de HistoriaYVerdad.org durante Marzo del año 2017:

1. Babilonia Misterio Religioso Antiguo y Moderno
http://historiayverdad.org/Babilonia-Misterio-Religioso-Antiguo-y-Moderno.pdf

2. Oscura Rebelión en la Iglesia, Ricardo de la Cierva
http://historiayverdad.org/Babilonia/oscura-rebelion-en-la-iglesia-ricardo-de-la-cierva.pdf

3. Historia del Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición en México
http://historiayverdad.org/Inquisicion/Historia-del-tribunal-del-santo-oficio-de-la-inquisicion-en-Mexico.pdf

4. Jesuitas, Iglesia y Marxismo, Ricardo de la Cierva
http://historiayverdad.org/Babilonia/jesuitas/Jesuitas-iglesia-y-marxismo-ricardo-de-la-cierva.pdf

5 La Iglesia Católica y la Rebelión Cristera en México
http://historiayverdad.org/Babilonia/La-iglesia-catolica-y-la-rebelion-cristera-en-Mexico-1960.pdf

6. Procedimientos de la Inquisición
http://historiayverdad.org/Procedimientos-de-la-Inquisicion.pdf

7. Historia de los Heterodoxos Españoles (3), Menendez Pelayo
http://historiayverdad.org/Historia-de-los-heterodoxos-espanioles-3-menendez-pelayo.pdf

8. The Protestant Ethic and the Spirit of Capitalism, Max Weber
http://historiayverdad.org/The-protestant-ethic-and-the-spirit-of-capitalism-max-weber.pdf

9. Auto de fe Lima Peru
http://historiayverdad.org/Inquisicion/Auto-de-fe-Lima-Peru-1694.pdf

10. El Otro Cristo Español, Juan A. Mackay
http://historiayverdad.org/Babilonia/El-otro-cristo-espaniol-juan-a-mackay.pdf

11. Las Célebres Cartas Provinciales de Blas Pascal sobre la Morál y la Política de los Jesuitas
http://historiayverdad.org/Babilonia/jesuitas/las-celebres-cartas-provinciales-de-blas-pascal-sobre-la-moral-y-la-politica-de-los-jesuitas-francisco-de-paula-montejo.pdf

12. Historia de los Heterodoxos Españoles (2), Menendez Pelayo
http://historiayverdad.org/Historia-de-los-heterodoxos-espanioles-2-menendez-pelayo.pdf

13. Lucrecia Borja
http://historiayverdad.org/Lucrecia-Borja.pdf

14. La Hoz y la Cruz, Ricardo de la Cierva
http://historiayverdad.org/Babilonia/jesuitas/La-hoz-y-la-cruz-ricardo-de-la-cierva.pdf

15. El Nuevo Testamento de Nuestro Señor y Salvador Jesu Cristo, Cipriano de Valera (1914)
http://historiayverdad.org/biblias-textos-biblicos/El-Nuevo-Testamento-de-nuestro-Senior-y-Salvador-Jesu-Cristo-Cipriano-de-Valera-1914.pdf

Algunos interesantes #datos que proporciona la #gematría

Popedom: http://www.gematrix.org/?word=popedom

Papism: http://www.gematrix.org/?word=papism

Papist: http://www.gematrix.org/?word=papist

Pope: http://www.gematrix.org/?word=pope

Papa: http://www.gematrix.org/?word=papa

Francisco I: http://www.gematrix.org/?word=francisco+i

Bergoglio: http://www.gematrix.org/?word=bergoglio

Loyola: http://www.gematrix.org/?word=loyola

Jesuits: http://www.gematrix.org/?word=jesuit

Jesuit: http://www.gematrix.org/?word=jesuits

#Europa, #Alemania y la legislación para el control de la información

Los funcionarios del Ministerio del Interior de Alemania están pidiéndole al ministro, Thomas de Maizière, que cree un “Centro de Defensa contra la Desinformación” (Abwehrzentrum gegen Desinformation) para combatir lo que ellos llaman “desinformación política”, un eufemismo de “noticias falsas”.

“La aceptación de una era de la posverdad supondría la capitulación política”, dijeron los funcionarios a Maizière en una nota interna, que también revelaba que los burócratas del Ministerio del Interior están ansiosos por que la “comunicación política auténtica” siga siendo “un rasgo definitorio del siglo XXI”.

Una se pregunta si con “comunicación política auténtica” los funcionarios del Ministerio del Interior se están refiriendo a cómo las autoridades alemanas intentaron encubrir las agresiones sexuales masivas a mujeres que tuvieron lugar en la Nochevieja de hace un año en Colonia. En su día, la policía alemana dijo inicialmente –de manera surrealista–, la mañana del 1 de enero de 2016, que la Nochevieja había sido “tranquila”. El jefe de la policía de Colonia, Wolfgang Albers, admitió secamente después: “Esas primeras declaraciones fueron un error”. Otra posibilidad es que se refiera quizás a la decisión del canal público alemán ZDF de no informar de las agresiones hasta cuatro días después de producirse. Incluso un exfuncionario del Gobierno, Hans-Peter Friedrich, ministro del Interior de la canciller Angela Merkel entre 2011 y 2013, acusó en aquel momento a los medios de imponer un “apagón informativo” y de aplicar “un código de silencio” a las noticias negativas sobre los inmigrantes. ¿Se puede entender eso como “comunicación política auténtica”?

“Ante las [próximas] elecciones federales, debemos actuar con rapidez”, pidieron los funcionarios en la nota interna, hablando de la necesidad de combatir las “noticias falsas”.

Dicho de otro modo, los burócratas del Ministerio del Interior temen que la canciller Angela Merkel pierda las elecciones en septiembre de 2017, y están dispuestos a hacer lo que sea menester para evitar ese escenario, aunque eso signifique usar (aún más) la autoridad federal para acabar con la libertad de expresión inventándose una oficina estatal de propaganda. El actual debate sobre las “noticias falsas” les sirve de oportuna excusa.

Alemania, obviamente, lleva algún tiempo aplicando mano dura contra la libertad de expresión. Ya en septiembre de 2015, dijo Merkel: “Cuando la gente incita a la sedición en las redes sociales utilizando su verdadero nombre, no sólo es el Estado quien tiene que actuar, sino que también Facebook, como empresa, debe hacer algo contra esas afirmaciones”.

Con un programa gubernamental, que cuenta con la colaboración de la organización no gubernamental alemana Fundación Amadeu Antonio, dirigida por Anetta Kahane (que, para ponerle una pizca de ironía, es exagente e informadora de la Stasi), las autoridades alemanas están vigilando que los muchos comentarios supuestamente “racistas” reportados por usuarios de Facebook sean eliminados en un plazo de 24 horas. El ministro de Justicia, Heiko Maas, se ha comprometido a valorar tomar medidas legislativas si los resultados “no son satisfactorios”. La duración del programa se ha fijado hasta marzo de 2017.

Un matrimonio, Peter y Melanie M., fue procesado y condenado en julio de 2016 por crear un grupo de Facebook que criticaba la política migratoria del Gobierno. Su página decía: “Los refugiados de guerra y económicos están inundando nuestro país. Traen terror, miedo y dolor. Violan a nuestras mujeres y ponen en peligro a nuestros hijos. ¡Acaben con esto!”

Además, en julio de 2016, la policía alemana registró los domicilios de 60 personas sospechosas de escribir “mensajes de odio” en internet.

Sin embargo, nada de lo anterior parece suficiente para el presidente del Bundestag, Norbert Lammert, del partido de Merkel, la CDU, que cree que no basta con lo que Facebook ya está haciendo contra el “discurso del odio”. Según Lammert, hacen falta más leyes. Una ley para poder multar a las redes sociales si no eliminan los “mensajes de odio” y las “noticias falsas” acaba de ser anunciada por Volker Kauder, líder del actual grupo parlamentario de Merkel en el Bundestag y de la facción CDU/CSU, y Thomas Oppermann, presidente del grupo parlamentario del Partido Socialdemócrata (SPD).

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, también ha pedido recientemente a empresas como Facebook que tomen medidas contra las “falsas afirmaciones” en internet, diciendo que tenía la impresión de que los europeos estaban cada vez más concienciados respecto a “quién se dedica a marearlos y quién les está diciendo la verdad”.

Todo esto, naturalmente, tiene el firme apoyo de Merkel. La canciller, en un discurso el 23 de noviembre en el Bundestag, dijo:

Apoyo los esfuerzos del ministro de Justicia, Heiko Mass, y del ministro del Interior, Thomas de Maizière, para hacer frente al discurso y los comentarios de odio, que son devastadores e incompatibles con la dignidad humana, y para hacer todo lo posible por prohibirlos, porque contradicen nuestros valores.

Esos “valores” están claramente circunscritos: la opinión del Gobierno alemán respecto a qué constituye “discurso de odio” es sumamente selectiva, y parece limitarse a proteger las políticas migratorias del Gobierno de las críticas legítimas.

Cuando un profuso antisemitismo barrió grandes ciudades alemanas en verano de 2014, por ejemplo, el Gobierno no mostró igual celo antirracista. Al contrario: hubo casos de autoridades que prácticamente facilitaron el discurso del odio. En julio de 2014, la policía de Frankfurt dejó que unos “manifestantes” en su mayoría musulmanes utilizaran el megáfono de su furgón para transmitir lemas de incitación en árabe, coreando repetidas veces “Alá Akbar” y llamando “infanticidas” a los judíos.

En otro caso similar, un tribunal alemán consideró que el atentado contra una sinagoga de Wuppertal llevado a cabo por dos árabes alemanes y un jóven cómplice no era un acto antisemita, sino “un acto de protesta” para “llamar la atención sobre la guerra de Gaza”. Los individuos fueron condenados por piromanía.

En Alemania, es delito llamar la atención sobre los problemas que acarrean las políticas migratorias del Gobierno, o criticarlas, porque constituye “discurso del odio”. En cambio, atacar una sinagoga es simplemente un “acto de protesta”. Tal vez, una vez que esté en marcha el “Centro de Defensa contra la Desinformación”, esos “actos de protesta” se clasificarán como “Comunicación no falsa aprobada oficialmente”.

Fuente: https://es.gatestoneinstitute.org/9842/alemania-censura-propaganda

Una breve reseña de los jesuitas con pruebas que la soportan, del peligro de su reavivamiento alrededor del mundo (2)

UNA

BREVE CUENTA

El reavivamiento de la Orden de los Jesuitas por el actual Papa, después de que hubiera sido totalmente abolida por un su predecesor (Clemente XIV.), en las fervientes súplicas, téngase presente, no de protestantes, sino incluso de Reyes Católicos, como absolutamente incompatible con la existencia de la sociedad civil, parece ser un evento sin importancia ordinaria, y no puedo sino sentir una considerable sorpresa por la apatía y la indiferencia que se manifiesta en el asunto por los Estados de Europa en general, y por este país en particular. En un período en que se nos informa que una mayor luz y liberalidad prevalecen en el mundo que fueron alguna vez encontrados en él, -cuando se nos asegura que si bien el credo del catolicismo es inmodificado e inmutable, sin embargo, su práctica está totalmente alterado, y que no tenemos nada que temer de la conducta de sus profesores, ya sea dentro o fuera del poder, precisamente en este período es que nos encontramos una orden con prácticas nefastas atravesando toda Europa, y en contra de cuya existencia continuada protestó toda Europa, restablecida por el actual jefe de la Iglesia Romanista, y está entrando con todo su característico espíritu en el desempeño de sus diversas funciones. El objeto que me propongo a mí mismo, es mostrar que uno de los temas más importantes para los que este país tiene derecho de buscar la protección de su Parlamento como el guardián natural de sus libertades religiosas y políticas, tal vez no hay ninguno que se destaque más prominente, que está embarazada con mayor peligro para esta nación, o pide remedios más rápidos en la parte de su Legislatura, que el reavivamiento de la Orden de los jesuitas. Tengo la intención de dar un resumen de la historia de esta Orden, para proporcionar algunas evidencias históricas en apoyo de su exactitud, y para hacer algunas observaciones sobre el conjunto.

El plan original que el fundador de la Orden (Ignacio de Loyola) formó de su constitución y leyes, fue sugerido, como él lo dio, y como sus seguidores todavía enseñan, por la inmediata inspiración del Cielo. Pero a pesar de esta elevada pretensión, su designio reunió en primer lugar una violenta oposición. El Papa Pablo III, a quien Loyola aplicó para la sanción de su autoridad para confirmar la institución, refirió su petición a una comisión de cardenales. Que representan el establecimiento que no es necesario, así como peligroso, y Pablo se negó a conceder su aprobación a la misma. Por fin Loyola eliminó todos sus escrúpulos por una oferta que era imposible de resistir para cualquier Papa. Propuso que, además de los tres votos de pobreza, castidad y obediencia monástica, que son comunes a todas las ordenes regulares, los miembros de su sociedad deben tomar un cuarto voto de obediencia incondicional al Papa, obligándose a ir a donde quiera que él los envíe para el servicio de la religión, y sin necesidad de ninguna cosa de la Santa Sede para su apoyo. En un momento en que la autoridad papal había recibido un shock por la revuelta de tantas naciones de la Iglesia Romanista; en un momento en que cada parte del sistema papista fue atacado con mucha violencia y éxito, la adquisición de un cuerpo de hombres, particularmente devotos a la Sede de Roma, y quienes podría poner oposición a todos sus enemigos, era un asunto de la más alta importancia. Pablo instantáneamente percibir esto, confirmó la institución de los jesuitas por su bula en 1540 – concedió los más amplios privilegios a los miembros de la Sociedad, y nombró a Loyola a ser el primer general de la Orden. El evento justificó plenamente su discernimiento, al esperar tales consecuencias beneficiosas a la Sede de Roma de esta institución en menos de medio siglo, la Sociedad obtuvo establecimientos en todos los países que se adhirieron a la Iglesia Católica Romana; su poder y su riqueza aumentaron sorprendentemente; el nombre de sus miembros llegó a ser grande; su carácter, así como los logros eran todavía mayores; y los jesuitas fueron celebrados por los amigos y temidos por los enemigos de la fe romana, como la orden más capaz y emprendedora en la iglesia.

La constitución y las leyes de la sociedad fueron perfeccionados por Lainez y Acuaviva, los dos generales que sucedieron a Loyola; hombres muy superiores a su maestro en capacidades y en la ciencia de gobierno. Se enmarcan ese sistema de política e ingenio profundo que distingue a la orden, mientras que la gran infusión de ardor y entusiasmo religioso, que son mezclados con su regulación, se debe importar a Loyola, su fundador. A Laínez, en particular, se le atribuye la Monita Secreta, o las instrucciones secretas de la orden, que no se hicieron públicas hasta alrededor del final del siglo 17, y una edición en el latín original, con una traducción al Inglés en el apposite página, se dedican a Sir Robert Walpole en 1722. Estas instrucciones secretas son ahora difíciles de procurar, y de ninguna manera son suficientemente conocidas.

Muchas circunstancias ocurrieron en dar una peculiaridad de carácter a la orden de los jesuitas, y en la formación de sus miembros no sólo en tomar gran parte en los asuntos del mundo como ningún otro cuerpo de monjes, pero para adquirir influencia superior en la conducta de ellos.

El objeto principal de casi toda orden monástica es separar a los hombres del mundo, y de cualquier preocupación de sus asuntos. En la soledad y el silencio del claustro, el monje está llamado a trabajar por su propia salvación por actos extraordinarios de mortificación y piedad. Él está muerto para el mundo, y no debe mezclarse en sus transacciones. Él no puede ser de ningún beneficio para la humanidad, sino por su ejemplo y oraciones. Por el contrario, a los jesuitas se les enseña a considerarse como formados por acción. Son elegidos soldados, sujetos a esforzarse continuamente ante los ojos de Dios, y del Papa, su vicario en la tierra. Cualquiera de ellos tiende a instruir a los ignorantes, cualquier cosa que pueda ser de utilidad para reclamar u oponerse a los enemigos de la Santa Sede, es su objeto propio. Para que puedan tener tiempo completo libre para este servicio activo, ellos están totalmente exentos de esas funciones que son el principal negocio de otros monjes. No aparecen en ninguna procesión; en su la práctica no hay austeridades rigurosas; no consumen la mitad de su tiempo en la repetición de tediosos oficios; pero están obligados a asistir a todas las transacciones del mundo a causa de la influencia que éstas pueden tener en el éxito de la religión católica; ellos son dirigidos a estudiar la disposición de las personas de alto rango, y a cultivar su amistad; y por la propia Constitución, así como el genio de la orden, un espíritu de acción e intriga se infunde en todos sus miembros.

A medida que el objeto de la Compañía de Jesús fue diferente del de las otras órdenes monásticas, no hubo una menor diversidad en la forma de su gobierno. Las otras órdenes han de ser consideradas como asociaciones voluntarias, en el que todo lo que afecta a todo el cuerpo es regulado por el sufragio común de todos sus miembros. El poder ejecutivo es ejercido por las personas puestas a la cabeza de cada convento, o de toda la sociedad; la autoridad legislativa reside en la comunidad. Asuntos del momento en relación a los conventos particulares son determinados en los capítulos conventuales; tales como el respeto de todo el orden considerado en las congregaciones generales. Pero Loyola conociendo el valor de la obediencia implícita, ordenó que el gobierno hacia su orden debe ser peculiarmente monárquico. Un general elegido de por vida por diputados de las distintas provincias, poseyendo un poder que era supremo e independiente, que se extiende a todas las personas y para todos los casos. Él, por su sola autoridad, nomina provinciales, rectores, y todos los demás oficiales empleados en el gobierno de la sociedad, y podría eliminarlos a su antojo. En él fue concedida la administración soberana de los ingresos y los fondos de la orden. Cada miembro perteneciente a ella está a su disposición; y por su mandato incontrolable, el podría imponerles cualquier tarea, o emplearlos en lo que pidiere servicio a su antojo. A sus órdenes estaban obligados a producir no sólo la obediencia externa, sino a abandonarle a él las inclinaciones de su propia voluntad, y los sentimientos de su propio entendimiento. Fueron a escuchar sus requerimientos, como si hubieran sido pronunciadas por Cristo mismo. Bajo su dirección ellos son sólo instrumentos pasivos, como la arcilla en manos del alfarero, o más máquinas incapaces de resistencia.

(1) http://masnobles.net/2016/01/una-breve-resena-de-los-jesuitas-con-pruebas-que-la-soportan-del-peligro-de-su-reavivamiento-alrededor-del-mundo/

Una breve reseña de los jesuitas con pruebas que la soportan, del peligro de su reavivamiento alrededor del mundo

A continuación les dejamos una traducción libre del librito titulado “A BRIEF ACCOUNT OR THE JESUITS, WITH HISTORICAL PROOFS IN SUPPORT OF IT, TENDING TO ESTABLISH THE DANGER OF THE REVIVAL OF THAT ORDER TO THE WORLD AT LARGE, AND TO THE UNITED KINGDOM IN PARTICULAR.”, que describe los graves peligros que conllevan ahora y en todos los tiempos y en todas partes del mundo el “reavivamiento” de la perversa Orden de los jesuitas.

Que sirva esto de advertencia para la Iglesia Evangélica y la sociedad civil de nuestros días alrededor del mundo:

UNA

BREVE RESEÑA

DE

LOS JESUITAS,

CON

PRUEBAS HISTÓRICAS EN APOYO DE LA MISMA

TENDIENTE

A ESTABLECER EL PELIGRO

DEL

REAVIVAMIENTO DE LA ORDEN ALREDEDOR DEL MUNDO

Y EN EL

REINO UNIDO EN PARTICULAR

PREFACIO

La restitución de la orden de los jesuitas tuvo lugar el 07 de agosto 1814, por una Bula del Papa actual, que bien vale la pena consultar. Se establece el deber del Papa “para emplear todo su poder para ‘aliviar las necesidades espirituales del mundo Católico” – recita el renacimiento de la Orden en Rusia, en 1801, en la oración del emperador Pablo, y en Sicilia, en 1804, en la del rey Ferdinand-entonces afirma que el Papa consideraría a sí mismo culpable de un gran crimen contra Dios, si, en medio de los peligros de la república Cristiana, debe descuidar a emplear las ayudas que la providencia especial de Dios ha puesto en su poder, y si, colocado en la corteza de San Pedro y lanzado por las tormentas continuas, debe negarse a emplear a los vigorosos y expertos remeros que ofrecen voluntariamente sus servicios.

A continuación, declara que el Papa, en virtud de la plenitud del poder apostólico, y con validez perpetua, había decretado que las concesiones hechas a los jesuitas en Rusia y Sicilia deben extenderse a todos sus estados eclesiásticos, y a todos los demás estados. Todos los poderes necesarios son entonces otorgados al actual General de la Compañía con el fin de que dichos Estados pueden recibir libremente todos los que quieran ser, o serán, admitidos en la Orden; y el poder se otorga a los miembros para que se dediquen a la educación de los jóvenes – a dirigir colegios y seminarios – a escuchar confesiones, predicar y administrar los sacramentos; los varios colegios, casas, y los miembros de la Orden y todos los que deberán unirse a ella son luego tomados bajo la protección de la Santa Sede, que se reserva la facultad de prescribir y dirigir todo lo que pueda ser necesario para consolidar la sociedad cada vez más; para que sea más fuerte; y para purgarla de abusos si alguna vez entran silenciosamente.

La sociedad y todos sus miembros son entonces muy recomendable, a Princes temporales y Señores, a Arzobispos y obispos, ya todas las personas con autoridad, que exhorta y conjuró no sólo a sufrir a permanecer sin ser molestados, pero al ver que son tratados con toda la bondad y la caridad.

El Bula se dirige entonces a observar inviolablemente, en todo tiempo futuro, y que nunca se someterá al juicio o revisión de cualquier juez, con todo el poder que puede cloathed, declarando nulo y sin efecto cualquier invasión de los reglamentos, ya sea a sabiendas o de la ignorancia. La Bula del Papa Clemente XIV. quien abolió la Orden, es entonces derogó expresamente – y se afirma por último que si alguien intentará por una audacia temeraria para infringir u oponerse a cualquier parte de esa ordenanza, que de ese modo incurrirá en la indignación de Dios Todopoderoso y de los Santos Apóstoles.

La publicación de esta bula fue seguida por una ley ordenando la restitución de los fondos que eran patrimonio de los jesuitas, y haciendo compensaciones por sus propiedades confiscadas.

Se trató de hacer que la anterior medida fuera aceptable para el público británico por una laboriosa reivindicación de la Orden que apareció (junto con una copia de la bula) en uno de los periódicos que tiene la más amplia circulación. En esta apología la medida se indica a “prometer más por el bien futuro de Europa que cualquier evento de los últimos veinte años.” Europa es representada como infinitamente más deudora que la mitad de su civilización a los Papas. Clemente XIV. ss llamado “un prelado débil e imbécil que era en parte halagado y en parte amenazado en un acto de autodestrucción en la abolición de SU MEJOR BALUARTE LA COMPAÑÍA DE LOS JESUITAS.

A continuación, se afirmó que la Iglesia Romanista ha tenido amplias razones para arrepentirse esta concesión desafortunada, de HABER MANTENIDO LA COMPANÍA DE JESÚS, la Revolución francesa y todos sus excesos nunca habrían ocurrido. (Una negativa, por cierta, que tal vez los amigos de la Sociedad podrían tener algunos problemas de probar.) La Orden se describe a continuación, como un cuerpo de hombres “apartado para la propagación y defensa de su religión, que (mientras otros monjes confinan a mismos a la devoción solitaria, y los ejercicios ascéticos) informar sus mentes con el aprendizaje, y siendo por lo tanto apto para los negocios de la vida, saldrá adaptada para toda condición a la que puedan ser llamados.” Se agrega que “un hombre que de este modo se une la religión y el aprendizaje, debe ser capaz de conferir las bendiciones más grandes sobre un reino, y que A PESAR DE TALES TALENTOS HAN SIDO ABUSADOS PARA LOS PEORES PROPÓSITOS, Y HAN QUEDADO ASÍ SÓLO EN PLEGADOS MEDIOS DE MALICIA (sin admisión media yo aprehendí) pero que es un error muy vulgar para argumentar en contra del uso de los abusos. A continuación, figura un panegírico sobre la protección de los sabios y sus escritos por los Conventos, aunque no está claro cómo esto puede redundar en honor de aquellos que no eran monjes.

Se afirma además como natural esperar que incluso los clérigos mismos deben participar de los errores e ignorancia de la Edad Media (edad oscura), y muy injusto para oponerse al sacerdocio de nuestros días lo que fue el carácter del sacerdocio anteriormente; los vicios y locuras en cuestión han sido de la edad y no de su orden. Esta defensa se cierra con una declaración de que la Orden ha sido más fuertemente calumniada por los que eran inferiores a ellos en todo buen talento, y la siguiente pregunta se pone en conclusión, ¿no son los enemigos de los jesuitas, enemigos de nuestra religión en cada forma? una investigación que no deja dudas del apologista habiendo sido la misma religión como los mismos jesuitas.

El objeto de las siguientes páginas es examinar la conveniencia de extender el patrocinio papal y protección protestante a esta orden de hombres que ahora se están estableciendo en nuestro propio imperio, y que encuentran defensores de nuestra propia prensa: -Tal vez pueda parecer de la consulta de los crímenes de la Orden son fundamentales, y no es accidental que esos crímenes no deben ser cargados a la época en que florecieron, sino que están inseparablemente unidos a sus propios principios corruptos, y que los mismos crímenes deben, por tanto, de nuevo ser necesariamente desarrollaros, por los mismos principios que comienzan de nuevo a ponerse en acción.

Continuará…