Algunos interesantes #datos que proporciona la #gematría

Popedom: http://www.gematrix.org/?word=popedom

Papism: http://www.gematrix.org/?word=papism

Papist: http://www.gematrix.org/?word=papist

Pope: http://www.gematrix.org/?word=pope

Papa: http://www.gematrix.org/?word=papa

Francisco I: http://www.gematrix.org/?word=francisco+i

Bergoglio: http://www.gematrix.org/?word=bergoglio

Loyola: http://www.gematrix.org/?word=loyola

Jesuits: http://www.gematrix.org/?word=jesuit

Jesuit: http://www.gematrix.org/?word=jesuits

15 causas de pobreza

En el libro de Proverbios encontramos 15 causas por las cuales hay personas pobres:

1. La pereza, Pr. 6:9 Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿cuándo te levantarás de tu sueño? 10 Un poco de sueño, un poco de dormitar, y cruzar por un poco las manos para reposo: 11 Así vendrá tu necesidad H7389 como caminante, y tu pobreza H4270 como hombre de escudo.

2. La mano negligente, Pr. 10:4 La mano negligente hace pobre: mas la mano de los diligentes enriquece.

3. Reneter más de lo justo, Pr. 11:24 Hay quienes reparten, y les es añadido más: y hay quienes son escasos más de lo que es justo, mas vienen á pobreza. H4270

VM Pr. 11:24 Hay quien esparce y sin embargo acrecienta; los hay también que retienen más de lo justo, y con todo van a parar en la indigencia. H4270

4. Menospreciar el consejo, Pr. 13:18 Pobreza h7389 y vergüenza tendrá el que menosprecia el consejo: mas el que guarda la corrección, será honrado.

5. Solamente hablar y no actuar, Pr. 14:23 En toda labor hay fruto: mas la palabra de los labios solamente empobrece. H4270

6. Amar el sueño, Pr. 20:13 No ames el sueño, porque no te empobrezcas H3423; abre tus ojos, [y] te hartarás de pan.

7. Ser presuroso, Pr. 21:5 Los pensamientos del solícito ciertamente [van] á abundancia; mas todo presuroso, indefectiblemente á pobreza. H4270

8. Amar los deleites, Pr. 21:17
Hombre necesitado H4270 será el que ama el deleite: y el que ama el vino y ungüentos no enriquecerá.

9, 10. Oprimir al pobre y darle al rico, Pr. 22:16 El que oprime al pobre H1800 para aumentarse él, y que da al rico, ciertamente [será] pobre. H1800

11, 12. Ser bebedor o comilón, Pr. 23:21 Porque el bebedor y el comilón empobrecerán H3423: y el sueño hará vestir vestidos rotos.

13. La pereza y la falta de entendimiento, Pr. 24:30 Pasé junto á la heredad del hombre perezoso, y junto á la viña del hombre falto de entendimiento; 31 Y he aquí que por toda ella habían ya crecido espinas, ortigas habían ya cubierto su haz, y su cerca de piedra estaba ya destruída. 32 Y yo miré, y púse[lo] en mi corazón: vi[lo], y tomé consejo. 33 Un poco de sueño, cabeceando otro poco, poniendo mano sobre mano otro poco para dormir; 34 Así vendrá como caminante tu necesidad H7389, y tu pobreza H4270 como hombre de escudo.

14. El ocio, Pr. 28:19 El que labra su tierra, se hartará de pan: mas el que sigue los ociosos, se hartará de pobreza. H7389

15. Apresurarse para enriquecerse, Pr. 28:22 Apresúrase á ser rico el hombre de mal ojo; y no conoce que le ha de venir pobreza. H2639

Fuente: http://ladoctrina.org/2016/11/15-causas-de-pobreza-descritas-en-proverbios/

El TOP 15 de los libros más descargados de HistoriaYVerdad.org durante Enero de 2017

Hermanos y amigos,

Les compartimos el TOP-15 de los libros más descargados de HistoriaYVerdad.org durante Enero del año 2017:

1. Babilonia Misterio Religioso Antiguo y Moderno
http://historiayverdad.org/Babilonia-Misterio-Religioso-Antiguo-y-Moderno.pdf

2. La Santa Biblia Antiguo y Nuevo Testamento, Cipriano de Valera (1900)
http://historiayverdad.org/biblias-textos-biblicos/La-Santa-Biblia-Antiguo-y-Nuevo-Testamento-Cipriano-de-Valera-1900.pdf

3. The Accomplishment of the Scripture Prophecies, Peter Jurieu
http://historiayverdad.org/Babilonia/the-accomplishment-of-the-scripture-prophecies-peter-jurieu-1687.pdf

4. El Nuevo Testamento de nuestro Señor y Salvador Jesu Cristo, Cipriano de Valera (1914)
http://historiayverdad.org/biblias-textos-biblicos/El-Nuevo-Testamento-de-nuestro-Senior-y-Salvador-Jesu-Cristo-Cipriano-de-Valera-1914.pdf

5. Las Célebres Cartas Provinciales de Blas Pascal Sobre la Moral y la Política de los Jesuitas, Francisco de Paula Montejo
http://historiayverdad.org/Babilonia/jesuitas/las-celebres-cartas-provinciales-de-blas-pascal-sobre-la-moral-y-la-politica-de-los-jesuitas-francisco-de-paula-montejo.pdf

6. Jesuitas, Iglesia y Marxismo, Ricardo de la Cierva
http://historiayverdad.org/Babilonia/jesuitas/Jesuitas-iglesia-y-marxismo-ricardo-de-la-cierva.pdf

7. Procedimientos de la Inquisición
http://historiayverdad.org/Procedimientos-de-la-Inquisicion.pdf

8. Oscura Rebelión en la Iglesia, Ricardo de la Cierva
http://historiayverdad.org/Babilonia/oscura-rebelion-en-la-iglesia-ricardo-de-la-cierva.pdf

9. Historia de los Heterodoxos Españoles (3), Menendez Pelayo
http://historiayverdad.org/Historia-de-los-heterodoxos-espanioles-3-menendez-pelayo.pdf

10. Lucrecia Borja
http://historiayverdad.org/Lucrecia-Borja.pdf

11. Fifty Years in the Church of Rome, Charles Chiniquy
http://historiayverdad.org/Babilonia/Fifty-years-in-the-church-of-rome-charles-chiniquy.pdf

12. La Santa Biblia Antiguo y Nuevo Testamento, Cipriano de Valera (1953)
http://historiayverdad.org/biblias-textos-biblicos/La-Santa-Biblia-Antiguo-y-Nuevo-Testamento-Cipriano-de-Valera-1953.pdf

13. The Footprints of the Jesuits, R. W. Thompson
http://historiayverdad.org/Babilonia/jesuitas/the-footprints-of-the-jesuits-r-w-thompson-1894.pdf

14. El Santo Oficio en América
http://historiayverdad.org/Inquisicion/El-santo-oficio-en-America.pdf

15. El Nuevo Testamento de Nuestro Redemptor y Salvador Iesu Christo, Francisco Enzinas (1543)
http://historiayverdad.org/biblias-textos-biblicos/El-Nuevo-Testamento-de-nuestro-Redemptor-y-Salvador-Iesu-Christo-Francisco-Enzinas-1543.pdf

De la #POSVERDAD

Posverdad es un neologismo que describe la situación en la cual, a la hora de crear y modelar opinión pública, los hechos objetivos tienen menos influencia que las apelaciones a las emociones y a las creencias personales. En cultura política, se denomina política de la posverdad (o política posfactual) a aquella en el que el debate se enmarca en apelaciones a emociones desconectándose de los detalles de la política pública y por la reiterada afirmación de puntos de discusión en los cuales las réplicas fácticas -los hechos- son ignoradas. La posverdad difiere de la tradicional disputa y falsificación de la verdad, dándole una importancia “secundaria”. Se resume como la idea en “el que algo aparente ser verdad es más importante que la propia verdad”. Para algunos autores la posverdad es sencillamente mentira, estafa o falsedad encubiertas con el término políticamente correcto de posverdad que ocultaría la tradicional propaganda política.

ORIGEN E HISTORIA DEL TÉRMINO POSVERDAD

El origen contemporáneo del término se atribuye al bloguero David Roberts quien usó el concepto en 2010 en una columna en una revista electrónica. Algunos comentaristas políticos han identificado la política posverdad como ascendente en la política de algunos países, así como en otras áreas de debate, impulsadas por una combinación del ciclo de noticias de 24 horas, de un falso equilibrio mediático, y la creciente ubicuidad de los medios sociales.

De acuerdo a Oxford Dictionaries, el término posverdad fue usado por primera vez en un ensayo de 1992 por el dramaturgo serbio-estadounidense Steve Tesich en The Nation. Tesich, escribiendo sobre el escándalo Watergate, el escándalo Irán–Contra y la Guerra del Golfo, expresó que “Nosotros, como pueblo libre, hemos decidido libremente que queremos vivir en algún mundo de posverdad.” En 2004, Ralph Keyes usó el concepto “era posverdad” en su libro “The Post-Truth Era: Dishonesty and Deception in Contemporary Life”. El mismo año, el periodista estadounidense Eric Alterman habló de un “ambiente político de la posverdad” y acuñó el término “presidencia de la posverdad” en su análisis de las declaraciones engañosas o erróneas de la Presidencia de George W. Bush tras el 9/11. En su libro de 2004 “Post-democracy”, Colin Crouch utilizó el concepto “posdemocracia” para dar cuenta de un modelo de política donde “las elecciones ciertamente existen y pueden cambiar los gobiernos” pero “el debate electoral público es un espectáculo estrechamente controlado, gestionado por equipos rivales de profesionales expertos en técnicas de persuasión, y considerando una pequeña gama de temas seleccionados por esos equipos.” Crouch atribuye directamente al “modelo de industria publicitaria” de la comunicación política la crisis de confianza y las acusaciones de deshonestidad que se asocian con la política posverdad.

El término “política de la posverdad” fue acuñado por el bloguero David Roberts en un blog para la revista electrónica Grist el 1 de abril de 2010, donde la definió como “una cultura política en la que la política (la opinión pública y la narrativa de los medios de comunicación) se han vuelto casi totalmente desconectadas de la política pública (la sustancia de lo que se legisla)”. El término se extendió fuertemente durante las campañas para la elección presidencial de 2016 en los Estados Unidos y el referéndum de 2016 sobre la permanencia en la Unión Europea en el Reino Unido. El diccionario inglés Oxford declaró a “post-truth”, como la palabra internacional del año 2016, citando un aumento de 2.000% en su uso en comparación con 2015.

DESCRIPCIÓN Y USOS

Un rasgo definitorio de la política de la posverdad es que los activistas continúan repitiendo sus puntos de discusión, incluso si estos son encontrados falsos por los medios de comunicación o por expertos independientes. En un modo más extremo, la política de la posverdad puede hacer uso del conspiracionismo. Las críticas basadas en los hechos de una campaña se atribuyen a un poderoso enemigo -como el establishment, el Nuevo Orden Mundial, los sionistas o los medios de comunicación dominantes- que supuestamente tratan de desacreditarlo, lo que a su vez aleja a los votantes de estas fuentes de información. En esta forma de política posverdad, los rumores falsos (como las teorías de la conspiración sobre el certificado de nacimiento o la supuesta religión musulmana del presidente Barack Obama) se convierten en temas de noticias importantes.

La política de la posverdad se ha aplicado como una palabra de moda en una amplia gama de culturas políticas: un artículo en “The Economist” identificó la existencia de política de la posverdad en Austria, Alemania, Corea del Norte, Polonia, Rusia, Turquía, el Reino Unido y los Estados Unidos.

CÓMO OPERA

Varias tendencias en el ámbito de los medios de comunicación han sido culpadas por el aumento de la percepción de la posverdad. La confianza en las principales instituciones, incluidas las estructuras gubernamentales y de los principales medios de comunicación, ha alcanzado mínimos históricos en países de todo el mundo. Se ha sugerido que bajo estas condiciones los medios de noticias luchan para ganar tracción ante un público más amplio, y, entonces, los políticos recurren a mensajes cada vez más drásticos. Los medios sociales añaden una dimensión adicional, ya que las redes que los usuarios crean pueden convertirse en cámaras de eco (posiblemente acentuadas por la burbuja de filtro) donde domina un único punto de vista político y el escrutinio de las reivindicaciones falla, permitiendo la existencia de un ecosistema mediático paralelo de sitios web, editoriales y canales informativos que terminan repitiendo afirmaciones posfácticas sin refutación.31 En este entorno, las campañas negativas basadas en técnicas de posverdad pueden ignorar los controles de veracidad de los hechos o desestimarlos como motivados por prejuicios.

Muchos medios de noticias están obligados por las normas para garantizar imparcialidad. En algunos casos, esto conduce a un balance falso donde los puntos de vista de las minorías reciben un énfasis indebido y las exageraciones o mentiras contadas durante las campañas políticas no son adecuadamente cuestionadas. Los ciclos de noticias de 24 horas, que requieren informes y análisis constantes, también contribuye a que los canales informativos recurran repetidamente a las mismas figuras públicas, lo que beneficia a los políticos más conocedores de las relaciones públicas, y conllevaría a que la presentación y la personalidad del entrevistado tenga un impacto mayor en la audiencia que los mismos hechos en análisis, mientras que el proceso de reclamación, derecho a réplica y reconvención puede proporcionar material para varios días de cobertura de noticias a expensas de un análisis más profundo del caso.

En el año 2015, el académico de medios y política Jayson Harsin acuñó el término “régimen de posverdad”, que abarca muchos aspectos de la política de la posverdad. Afirma que un conjunto convergente de desarrollos ha creado las condiciones de la sociedad de la posverdad: el desarrollo de la comunicación política profesional informada por la ciencia cognitiva, que tiene como objetivo manejar la percepción y la creencia de las poblaciones segmentadas a través de técnicas como la “microtargeting” (microcentralización de receptores de determinados mensajes, incluyendo el uso estratégico de rumores y calumnias); la fragmentación de los modernos y más centralizados medios de comunicación masivos que en gran medida repetían las exclusivas del otro y sus informes, la feroz economía de la atención marcada por la sobrecarga y aceleración de la información, el prolífico contenido generado por usuarios y algunas personas consideradas como voces autorizadas o expertas para distinguir entre lo que es verdad, mentira, preciso o inexacto; algoritmos que determinan lo que aparece en las redes sociales, los rankings de los motores de búsqueda, a veces basados ??en lo que el algoritmo piensa que los usuarios quieren y no en lo que es necesariamente factual; y los medios de comunicación que se han visto empañados por escándalos de plagio, bulos, propaganda y cambios valóricos de las noticias, todo lo cual algunos estudiosos dicen que emanan de crisis económicas que dan lugar a reducciones y favorecen el tender hacia historias y estilos de reportaje más tradicionales, conocidos como “tabloidización” e “infoentretenimiento”. El efecto de estas convergencias crea un fenómeno sociopolítico que supera el mero retorno a las primeras formas de periodismo: no es que la verdad y los hechos hayan desaparecido, sino que son objeto de deliberada distorsión y confrontación. Puesto que la condición es manipulada competitivamente por la comunicación política profesional, Harsin lo llama un “régimen de posverdad” en vez de meramente política de la posverdad.

El surgimiento de la política de la posverdad coincide con las creencias políticas polarizadas. Un estudio en adultos estadounidenses de 2016 descubrió que “aquellos con las ideas ideológicas más consistentes en la izquierda y en la derecha tienen flujos de información que son distintos de aquellos individuos con puntos de vista políticos más mixtos – y muy distintos entre sí.”

Para el sociólogo Félix Ortega la manipulación de la información hace que el público no pueda conocer qué es verdad y qué falsedad. Esto se debería a la la transformación de la comunicación política en propaganda, la pérdida de principios éticos por el periodismo actual y su sometimiento a intereses totalmente particulares así como la puesta en escena de los políticos hacia el espectáculo, la manipulación y la fragmentación de la ciudadanía.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Posverdad

La sabiduría y la inteligencia no son bienes de las masas, tampoco de las élites

Proverbios 1:20 La sabiduría clama en las calles, alza su voz en las plazas; 21 clama en los principales lugares de reunión; en las entradas de las puertas de la ciudad dice sus razones. 22 ¿Hasta cuándo, oh simples, amaréis la simpleza, y os burladores desearán el burlar, y los insensatos aborrecerán la ciencia?

Proverbios 8:1 ¿No clama la sabiduría, y da su voz la inteligencia? 2 En las alturas junto al camino, a las encrucijadas de las veredas se para; 3 En el lugar de las puertas, a la entrada de la ciudad, a la entrada de las puertas da voces: 4 Oh hombres, a vosotros clamo; dirijo mi voz a los hijos de los hombres. 5 Entended, oh simples, discreción; y vosotros, necios, entrad en cordura.