¿Moisés escribió la Torah?

La Torah, tal y como nos ha llegado, constituye un conjunto de cinco libros – Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio – atribuidos en bloque a Moisés.

A efectos de su análisis como escrito que cambió la Historia semejante circunstancia es suficiente en la medida en que ésa es la forma final en que la conocemos.

No obstante, no resulta del todo ocioso dedicar unas líneas a la denominada hipótesis documentaria siquiera porque es común encontrar a tan trasnochada teoría en la práctica totalidad de las ediciones católicas de la Biblia y en algunas protestantes.

La creencia en que los cinco libros de la Torah se debieron a la redacción de Moisés se mantuvo inalterable hasta finales del s. XIX.

Las razones fundamentales para sustentar este punto de vista eran que así lo indica el propio texto, que así se había transmitido por generaciones y que ninguno de los manuscritos de la Torah con que se contaba indicaba ni siquiera de manera indirecta que en su redacción hubieran participado más autores o que el texto final fuera un ensamblado de distintas obras.

Obviamente, algunos versículos como los últimos de Deuteronomio donde se hace referencia a la muerte de Moisés se atribuían a un redactor posterior, pero en conjunto la Torah seguía considerándose mosaica.

Como además tanto Jesús, como los apóstoles o los rabinos del Talmud sostuvieron sin sombra de duda esa misma idea tanto cristianos como judíos no vieron razones para discutirla.

LA HIPÓTESIS DOCUMENTARIA

Este punto de vista comenzó a verse seriamente cuestionado cuando en la última década del s. XIX Julius Wellhausen sostuvo que, en realidad, la Torah había experimentado una redacción muy dilatada en el tiempo y que se debía a varios autores que, por supuesto, no se podían identificar con Moisés.

De acuerdo con la teoría de Wellhausen, el texto de la Torah no era sino la fusión de varias tradiciones cuya existencia independiente quedaba demostrada fundamentalmente por tres razones.

La primera era que la escritura no existía en la época de Moisés y, por lo tanto, él no podía haber redactado el texto de la Torah. La segunda que el texto contenía repeticiones o dobletes de episodios que hacían pensar en textos procedentes de tradiciones distintas, pero reunidas en la redacción última de la Torah y la tercera, que Dios era llamado con diversos nombres en el texto lo que indicaría diferentes obras. Partiendo de esta última base Wellhausen estableció la existencia de una serie de documentos a los que denominó J, E, D y P según que el nombre utilizado fuera Yahveh (J), Elohim (E), perteneciendo las iniciales D y P a unos supuestos documentos deuteronomista y sacerdotal. Por lo que se refiere a la datación, los documentos se extenderían desde el año 1000 a. de C., en la época de David al s. V a. de C., ya al regreso del Exilio en Babilonia.

La hipótesis documentaria encajaba a la perfección con una visión de la Historia de las religiones que partía de una concepción evolutiva en virtud de la cual el ser humano habría ido pasando por diversos estadios de su desarrollo espiritual y, por lo tanto, resultaba inaceptable una formulación tan primitiva de la fe monoteísta.

Asimismo resultaba atrayente por su insistencia en determinar la datación de una obra partiendo no de criterios históricos y arqueológicos sino filológicos. Ambos aspectos pesaron mucho en su aceptación inicial y posterior.

DIFÍCILMENTE ACEPTABLE

Debe decirse, sin embargo, que actualmente, desde el punto de vista de la investigación histórica, la hipótesis documentaria es muy difícilmente aceptable precisamente por sus prejuicios metodológicos y su carencia de base historiográfica.

Para empezar, ni siquiera los partidarios de la hipótesis coinciden a la hora de delimitar el contenido de cada uno de los supuestos documentos de los que no tenemos la menor prueba textual.

Aunque existe un acuerdo sobre la existencia de los supuestos documentos, lo cierto es que su contenido concreto es objeto de una controversia no pocas veces encarnizada. C. A. Simpson, por ejemplo, habla de J1 y J2 en lugar de sólo J ; R. H. Pfeiffer añade a los documentos de Wellhausen otro al que denomina S y atribuye relación con Edom ; O. Eissfeldt incluye una fuente L o laíca, etc.

Sin embargo, lo más importante no es la inconsistencia de la propia exposición de la hipótesis documentaria sino las sólidas evidencias en su contra.

Así, para empezar, la evidencia arqueológica e histórica es rotundamente contraria a las conclusiones de Wellhausen y sus seguidores expresadas en una época en que la arqueología estaba en mantillas.

Los ejemplos al respecto son numerosos. El interés por el monoteísmo en el Oriente próximo en una época cercana a la fecha tradicional de redacción de la Torah, la estructura de pacto contenida en Deuteronomio o la evidencia arqueológica del período -que, por ejemplo, desmiente rotundamente la afirmación de Wellhausen de la inexistencia de escritura en la época de Moisés aportando testimonios como los de Ugarit, las inscripciones del monte Sinaí o el calendario de Gezer- apuntan claramente a un contexto histórico y cronológico mosaico, pero resultarían absurdos en una época situada casi un milenio después como pretende la hipótesis documentaria.

Por otra parte, incluso las características de los relatos previos al período de Moisés como son los asignados a la época de los patriarcas aparecen muy bien atestiguados en fuentes como las tablillas de Mari (c. 1700 a. de C.) o las leyes de Nuzi (c. 1500 a. de C.).

Si algo nos muestran por lo tanto la Historia y la arqueología es que la Torah pudo ser perfectamente obra de Moisés –que, previsiblemente, utilizó fuentes anteriores- pero que muy difícilmente podría pertenecer a un período posterior.

En segundo lugar, los supuestos dobletes de la Torah no pasan, por regla general, de ser episodios distintos referidos a personajes diferentes y no repeticiones del mismo relato. A nadie en su sano juicio se le ocurriría pensar que si un español que viviera en 1936 dijera que su padre y su abuelo habían vivido una guerra civil se trataba de un doblete.

Lamentablemente, así habría sido en relación con las guerras carlistas. Tampoco nadie podría decir que si ahora un español afirma haber vivido una crisis económica es sólo un doblete de la que pudo vivir su padre en los años cuarenta-cincuenta. Ambas crisis –por no hablar de las intermedias– son reales y no dobletes.

De la misma manera, el empleo de los diversos nombres divinos en la Torah se debe no a una pluralidad de autores sino a un contenido específico de cada uno de esos nombres es algo que aparece expresamente contemplado en los comentarios judíos.

De hecho, ya en el s. XII Yehudáh ha-Leví escribió un libro titulado Cosri en el que explicaba la etimología de los distintos nombres divinos. En el s. XX, ha sido Umberto Cassuto el que ha vuelto a retomar magistralmente esta cuestión dejando de manifiesto que la pluralidad de nombres divinos puede indicar muchas cosas pero no, desde luego, una diversidad de autores.

En ese sentido, no deja de ser significativo que, por ejemplo, en los últimos años se hayan multiplicado los libros de historiadores que sostienen la imposibilidad de la hipótesis documentaria especialmente en relación con el primer libro de la Torah, el Génesis.

Rolf Rendtorff, por ejemplo, ha indicado que la asignación de palabras y expresiones hebreas a documentos concretos se colapsa cuando se realiza una investigación seria y, a la vez, señala que la noción de teología específica de estos documentos es “ilusoria”.

Thomas L. Thompson, por su parte, ha repudiado igualmente la hipótesis documentaria señalando que la redacción de la Torah es prácticamente contemporánea con los episodios que relata. Incluso John Van Seters –a pesar de que mantiene la creencia en algunos documentos- ha afirmado que la hipótesis documentaria deber ser “contemplada ampliamente como obsoleta”.

Finalmente, Duane Garrett en uno de los estudios más inteligentes sobre la redacción del Génesis escritos en la última década del s. XX niega la hipótesis documentaria y sitúa la redacción del libro en los días de Moisés.

Fue Cassuto el que señaló que la hipótesis documentaria no se apoyaba en pilares caracterizados por la debilidad por la sencilla razón de que ni siquiera tenía esos pilares.

En buena medida, puede afirmarse que la defensa actual de la hipótesis documentaria descansa fundamentalmente en la pereza que caracteriza a ciertos segmentos del mundo académico para actualizar lo que aprendieron décadas antes.

Cyrus Gordon, al final de un artículo dedicado al estudio de la hipótesis documentaria, ha relatado una anécdota bien iluminadora al respecto:

“Un profesor de la Biblia en una universidad de vanguardia me pidió en cierta ocasión que le diera los hechos reales acerca de JEPD. Esencialmente le dije lo mismo que he escrito aquí. Me contestó entonces: lo que me ha dicho me ha convencido, pero seguiré enseñando el antiguo sistema. Cuando le pregunté el por qué me respondió: porque lo que usted me ha contado implica que tendría que desaprender y además volver a estudiar y reflexionar. Me resulta más fácil continuar con el sistema aceptado de la Alta Crítica para el que contamos con libros de texto”.

Lamentablemente, el caso del interlocutor de Gordon es bastante más común en los claustros universitarios y en los seminarios de lo que sería deseable.

Fuente: ProtestanteDigital.com

LA EQUIVALENCIA DINÁMICA (9)

Les compartimos el 9no extracto de la traducción del libro en inglés titulado “Dynamic Equivalency”; una vez más les pedimos que nos envíen sus aportes para corregir la traducción. El libro en inglés lo pueden descargar de: http://www.wayoflife.org/free_ebooks/dynamic_equivalencey.php

¿A DONDE LLEVARÁ LA EQUIVALENCIA DINÁMICA?

Sería prudente considerar a donde se dirigen las cosas, ahora que el método de equivalencia dinámica ha ganado tal ascenso.

No más Biblias precisas

En primer lugar, donde la equivalencia dinámica prevalece, no serán producidas más Biblias precisas. Sólo habrá las sueltas, poco confiables paráfrasis.

El hecho de que las Sociedades Bíblicas Unidas están presionando agresivamente para reemplazar las versiones literales (“equivalencia formal”) con sus nuevas versiones de equivalencia dinámica (“lenguaje común”) es abiertamente admitido, al menos en sus publicaciones más técnicas. Un artículo aparecido en The Bible Distributor, Número 27, octubre-noviembre de 1986, titulado “Promoting a Common Language Translation” (“La promoción de una traducción del lenguaje común”, de Daniel C. Arichea, Consultor de Traducciones USB para la región Asia-Pacífico, y MK Sembiring, Oficial de Información de la Sociedad Bíblica de Indonesia. Da mucha atención a su informe:

¿Cómo la Sociedad Bíblica promueve un lenguaje común (c.l.) -también llamado traducción de equivalencia dinámica (e.d.)? ¿Cuáles son las formas de superar la resistencia de la gente de la iglesia, los líderes y los miembros por igual, a traducciones de e.d.?

En 1985, la Sociedad Bíblica de Indonesia se embarcó en un programa para promover la c.l. Biblia de Indonesia que salió de la prensa en mayo de ese año. Varios meses antes de eso, el personal IBS comenzó a considerar un programa viable PARA ASEGURAR QUE ESTA NUEVA TRADUCCIÓN sería utilizada por las iglesias de todo el archipiélago indonesio. En las sesiones de planificación para este programa de promoción, los siguientes asuntos entraron en foco:

La mayoría de los cristianos indonesios son muy aficionados a la traducción estándar de 1974, que es una traducción de correspondencia formal (f.c.), de naturaleza similar a la Inglés Revised Standard Version. La actitud positiva hacia esta traducción a menudo resulta en una actitud muy sospechosa y negativa hacia cualquier otra traducción. …

Un enfoque básico que se empleó fue promover la traducción c.l., no en lugar de, pero además de la traducción estándar que ya se ama y se utiliza, a fin de obtener ACEPTACIÓN PARA ESTA.

La tendencia de la gente que traduce es hablar muy bien de las traducciones e.d. a veces hasta el punto de ridiculizar implícitamente las traducciones c.f.. HAY, POR SUPUESTO, JUSTIFICACIÓN DE TAL ENTUSIASMO. LA IDEA DE TRADUCCIONES DE EQUIVALENCIA DINÁMICA O FUNCIONAL ES COMO LA PERLA BÍBLICA DE GRAN PRECIO: UNA VEZ LA PERSONA SE ENTERA DE LO VALIOSO QUE ES, ESA PERSONA TIENDE A DEJAR TODAS LAS OTRAS TRADUCCIONES EN FAVOR DEL TESORO RECIÉN ENCONTRADO. Pero este enfoque crea problemas para las personas que ya utilizan otras traducciones. Muchas personas tienen la idea de que las traducciones que se aprecian ya no se publicarán y, debido a eso, empiezan a resistir la nueva traducción, incluso antes de leerla. En vista de esto, se decidió un nuevo enfoque: promovie los dos tipos de traducción. Tanto traducciones c.f. y traducciones e.d. son traducciones válidas. El problema no es que uno es mejor que el otro, sino que no se reconoce a menudo que se traducen sobre la base de principios diferentes de traducción. … Ambas traducciones son válidas y ambas se esfuerzan por ser fiel al texto bíblico. Pero mientras que la traducción c.f. conserva las diversas formas y términos bíblicos, la traducción e.d. reproducen estos términos a la luz de su contexto; Además, utiliza un lenguaje que expresa el significado del texto bíblico lo más natural posible y en un nivel que es apropiado para los lectores previstos.

EN ESTE ENFOQUE DE LA PROMOCIÓN AMBAS TRADUCCIONES HA ROTO RESISTENCIA A LA NUEVA TRADUCCIÓN CL. Muchos ahora LEER JUNTOS CON LA F.C. TRADUCCIÓN. BASTANTES HAN CAMBIADO COMPLETAMENTE A LA TRADUCCIÓN C.L., SOBRE TODO DESPUÉS DE DARSE CUENTA DE QUE ES MUCHO MÁS FÁCIL DE LEER Y ENTENDER.

A partir de este informe de cómo se está promoviendo la versión en idioma común en Indonesia, el plan y la metodología de las Sociedades Bíblicas Unidas se hace evidente. Su objetivo es en última instancia, reemplazar las versiones anteriores de “equivalencia formal” con la paráfrasis de equivalencia dinámica. Comparan este nuevo método de traducción a la “perla de gran precio” y reconocen que una vez que un individuo encuentra el supuesto valor de este método “tiende a dejar todas las demás traducciones a favor del tesoro recién descubierto.” Pero también se dan cuenta de que un gran número de cristianos todavía aman las versiones literales anteriores, y tienden a ser escépticos de las nuevas versiones de idioma común. Por lo tanto, para “vencer la resistencia de la gente de la iglesia a las traducciones de equivalencia dinámica” trazan diversos enfoques por el que durante un período de tiempo la resistencia del pueblo hacia los nuevos paráfrasis hábilmente se descompone. Al principio ellos defienden tanto las viejas y las nuevas versiones como válidos y buenos, pero el objetivo real es reemplazar las versiones oficiales. Así, los autores del informe anterior proclaman con mucho entusiasmo, “Este enfoque de promocionas ambas traducciones ha roto la resistencia a la nueva traducción cl. Muchos ahora leerla junto con la traducción c.f. No pocos han cambiado completamente a la traducción L.C”.

En este sentido, recordamos la siguiente cita del libro de Jakob Van Bruggen The Future of the Bible (El futuro de la Biblia): “Las traducciones en lenguaje coloquial [equivalencia dinámica] tiene la mayor prioridad. Sus costos totales son pagados y este pago tiene prioridad. En la parte inferior de la lista están las traducciones en lengua tradicional de la iglesia; no hay nuevos fondos para ser formadas por éstos, a menos que estos fondos se nutran de campañas especiales. Consulte la “Tabla de Prioridades,” Bible Translator 23 (1972): p. 220. Pablo Ellingworth escribió en la misma edición (p 223.): «Desde que las Sociedades Bíblicas nunca tienen suficiente dinero para todo, esto significa que es poco probable que en el futuro apoyen traducciones en ‘lenguaje tradicional eclesiástico” (Jakob Van Bruggen, El futuro de la Biblia, pág. 67).

Vemos que no habrá nuevos fondos de las versiones “tradicional eclesiásticas” de las Sociedades Bíblicas Unidas. Esta es una situación que existe desde hace bastantes años. En agosto de 1987, recibí una carta de Geoff Horner de la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera, quien reconoció que “prácticamente todas las traducciones se están llevando a cabo en la actualidad directamente por UBS son [traducciones de la lengua común] de CLT.” Esta misma forma de pensar existe en la Biblia Wycliffe Traductores. TODAS sus traducciones son versiones de equivalencia dinámicas. El mundo se está llenando de “Biblias” que son débiles paráfrasis en el mejor caso.

Por otra parte, la prevalencia de versiones de equivalencia dinámicas disminuye el nivel de lectura de la Biblia en las iglesias y conduce a aumentar el analfabetismo bíblico.

“Finalmente, después de un cuarto de siglo de traducciones de la Biblia de fácil lectura diseñadas para hacer la Biblia accesible a las masas, el analfabetismo bíblico continúa en una espiral. En lugar de resolver el problema, las traducciones modernas, con su asunción de un público teológicamente inepto, puede haberse convertido en una profecía autocumplida “(Ryken, The Word of God in english [a Palabra de Dios en Inglés], p. 110).

No Más Biblias Mejestuosas

La Biblia es más que una colección de palabras que debe ser traducida correctamente. Es al majestuoso y poderosa Palabra del Dios vivo,. De todos los libros del mundo, sólo la Biblia está escrita por Dios. Así, una buena traducción de la Biblia será minuciosamente exacta, pero será más que eso; será majestuoso. No va a leer como un periódico o una novela o un discurso político sino como la Palabra eterna de Dios!

Considere las siguientes declaraciones a lo largo de esta línea, por un profesor de literatura en una universidad cristiana:

“¿Que se pierde a medida que avanzamos por el continuo que va de lo exaltado a lo coloquial? La primera cosa que se pierde es la dignidad de la Palabra de Dios. Si escalamos por la majestuosidad y, en su caso, la elocuencia de la Biblia en un formato prosaico plano, la Biblia deja de ser algo especial. Un crítico de la traducción coloquial moderna ha dicho con razón que esta “especie de familiaridad, también, puede generar desprecio.” … Un segundo efecto de la disminución de la lengua es la pérdida de la potencia efectiva de que la Biblia King James una vez fue la piedra angular. Un miembro de un comentario moderno de la traducción en un pasaje lo citó con la afirmación: “Casi todo se ha perdido [de la KJV: no sólo el ritmo, sino el sentido de la autoridad que va con ella –que arriostramiento sentido que no estamos apelando a las ideas o vagas esperanzas propias, sino con la firma de las promesas y los hechos. Se ha convertido en débil'”(Leland Ryken, La Palabra de Dios en Inglés, pp. 205, 206).

“El Buen ritmo de una Biblia es como un examen de calificación: Si la traducción no puede medir hasta en este asunto, no está en el camino para ser una Biblia superior para el uso público y para la lectura oral en situaciones más particulares. … La mejor prueba del ritmo es simplemente leer pasajes en voz alta. … Si en la lectura oral de un pasaje fluye y fluye suavemente, evita las paradas bruscas entre las palabras y las frases, cuando sea posible, y proporciona una sensación de continuidad, es rítmicamente excelente. Si la traducción estorba el flujo del lenguaje y es consistentemente staccato en efecto, es rítmicamente inferior. … Todas estas consideraciones hacen del ritmo un problema de traducción esencial, no uno periférico. Para un libro que se lee en voz alta con la frecuencia que la Biblia es leída, y pora un libro cuyas expresiones se cargan con tanta frecuencia con fuertes sentimientos y sublimes ideas, el excelente ritmo debe ser considerado como un hecho “(Ryken, pp. 257, 259).

“‘Que la Biblia pueda leerse en el sentido moderno significa aplanarse, bajar el tono y convertir en prosa expositiva tibia lo que en la KJV es salvaje, lleno de asombro, poético y apasionado. Significa disminuir el voltaje de la KJV por lo que no van a explotar los fusibles'”(Ryken, citando Dwight Macdonald,” The Bible in Modern Undress”, en Literary Style of the Old Bible and the New [El Estilo Literario de la Biblia Vieja y la Nueva] ed. DG Kehl, 1970, p. 40).

“‘Estamos en peligro real de perder, en una época de prosa plana, una capacidad esencial e inestimable de la lengua plenamente efectiva en la Biblia Inglés … la capacidad de expresar por el tono y matiz, por el ritmo, por la belleza y la fuerza del vocabulario, lo religioso, lo espiritual, los antojos éticos del hombre'”(Ryken, citando a Henry Canby, “A Sermon on Style”, en Literary Style of the Old Bible and the New [El Estilo Literario de la Biblia Vieja y la Nueva], ed. DG Kehl, 1970,. p 427).

“El tono es el término literario que se refiere a cosas tales como la actitud del escritor hacia su objeto, la idoneidad de estilo para el contenido y la exactitud de efecto en un lector. … De vez en cuando me encuentro con el sentimiento de que la equivalencia dinámica aboga que la Biblia “no debe sonar como la Biblia. ‘Billy Graham hizo suyas las The Living Lattera diciendo que son emocionantes para leer la Palabra … [en] un estilo que se lee como el periódico de hoy.” No estoy de acuerdo con estos veredictos. Un libro sagrado debe sonar como un libro sagrado, no como la prensa diaria. Se debe llamar la atención y respeto, y no hacer que se exprese en el lenguaje de la parada de camiones. El fracaso de las traducciones coloquiales modernas es con frecuencia una falta de tono” (Ryken, The Word of God in English [La Palabra de Dios en Inglés], pp. 278, 279, 280).

“Lo que un erudito literario dijo de una traducción moderna es generalmente cierto para toda la equivalencia dinámica y las traducciones coloquiales: esto ‘hace que se deslice más suavemente en el oído moderno, pero también se desliza con mayor facilidad; la extrañeza y la ceremonia antigua de las viejas formas hacen que permanezca en la mente.” No es sólo que la proliferación de las traducciones haya hecho difícil la memorización de la Biblia, si no que realmente la hizo una causa perdida. … Estas traducciones son inherentemente deficientes en las cualidades que la hacen memorizable” (Ryken, The Word of God in English [La Palabra de Dios en Inglés], p. 284).

“Yo creo que la iglesia cristiana tiene una profunda responsabilidad hacia el lenguaje de un pueblo … Lejos de canonizar o explotar, la lengua flácida, vaga de nuestro tiempo, la Biblia debe estar mostrar constantemente hacia arriba, dirigiendo una luz de arco sobre ella, cauterizando sus impurezas'” (Ryken, citando a Martin Jarrett- Kerr,” “Old Wine: New Bottles,” [Vino Viejo:. Nuevas Botellas,”] en The New English Bible Reviewed [La Nueva Biblia Inglés Comentada], p 128).

Las Escrituras en hebreo y griego son hermosas, majestuosas y dignas, y cuando la Escritura se traduce con precisión y, literalmente, por gente espiritual y literariamente calificados, su majestuosidad inherente brillará a través de la traducción. La equivalencia dinámica no puede producir una traducción verdaderamente majestuosa porque toma demasiadas libertades con la Palabra de Dios; de hecho, la equivalencia dinámica desdeña la majestuosidad y grandeza de la Biblia y deliberadamente baja lo más exaltado, más noble de libros al nivel de un periódico humilde, que tiene tan poco valor que se lee hoy en día y se arroja lejos mañana.

No más Confianza en las Biblias

No habrá confianza porque las equivalencias dinámicas están en conflicto entre sí y no hay ninguna norma establecida. Ya hemos dado ejemplos de esto.

No habrá confianza debido a la multiplicidad de las traducciones. El método de traducción de equivalencia dinámica requiere que la Biblia sea continuamente re-traducida porque el lenguaje está cambiando continuamente en el nivel cotidiano común. El “lenguaje de hoy” es siempre nuevo por lo que una Biblia que pretende ser en el “lenguaje de hoy” debe ser siempre nueva. Una multiplicidad de Biblias crea confusión porque el individuo se enfrenta a una desconcertante variedad de versiones, todas dicen ser mejor que las demás. ¿Pueden todas estas Biblias ser realmente la Palabra de Dios?
“El efecto [de la proliferación de las traducciones de la Biblia] ha sido desestabilizar el texto bíblico – para que sea siempre cambiante en vez de permanente. Con esta sucesión de nuevas traducciones (y su revisión constante), la gente ha perdido la confianza en la fiabilidad de las traducciones al inglés. Si cada año es una nueva traducción, al parecer, las existentes no deben ser lo suficientemente buenas. Y si las anteriores eran inadecuadas, ¿qué razón hay para creer que las actuales serán mejores?” (Leland Ryken, The Word of God in English [La Palabra de Dios en Inglés], p. 187).

No más Memorización de la Biblia

La multiplicación de las Biblias en Inglés ha disminuido seriamente la costumbre de memorizar las Escrituras. Y las flojas versiones de equivalencia dinámica casi totalmente desalientan esta práctica.

“Hemos perdido una Biblia común para los cristianos de habla inglesa, la comunidad cristiana ya no habla un ‘idioma’ bíblico universal. Y con la pérdida de una Biblia común hemos perdido la facilidad de la memorización de la Biblia. Después de todo, cuando una Biblia común existe, la gente escucha una y otra vez y ‘memoriza’ prácticamente sin ser consciente, pero esta facilidad se pierde cuando las traducciones se multiplican. Además, con la proliferación de las traducciones, a las iglesias y las organizaciones les resulta difícil saber qué traducción elegir por los efectos de la memorización; e incluso después de su elección, hay tanta variedad que una persona se enfrenta a la perspectiva de tener que memorizar de diferentes traducciones en diferentes contextos” (Ryken, The Word of God in English [La Palabra de Dios en Inglés[, p. 62).

He visto muchos ejemplos de esto. Por ejemplo, en agosto de 2003, visité la Iglesia Comunidad Saddleback en California del sur, pastoreada por Rick Warren de la famosa Iglesia con Propósito. Observé en el camino hacia el auditorio que sólo unas pocas personas llevaban Biblia, y la razón se hizo evidente cuando vi la multiplicidad de versiones que se utilizaron en la predicación. Un bosquejo del sermón fue entregado con el boletín, y seis o siete versiones fueron citados, la mayoría de ellas paráfrasis como la Biblia Viviente, la Biblia Dios Habla Hoy, El Mensaje, la Versión en Ingles de Hoy y la Versión en Inglés Contemporáneo [Living Bible, the New Living Bible, The Message, the Today’s English Version, and the Contemporary English Version]. Hubiera sido imposible haber seguido a lo largo en una sola Biblia, sin importar cuál hubieras traído. El resultado es que un gran número de personas no traen sus propias Biblias y por lo tanto no se prueba con cuidado la predicación.

Es un hecho que hay menos memorización de las Escrituras en un contexto como el que hay cuando las personas usan una traducción de equivalencia formal estándar.

No más Biblias

Donde la equivalencia dinámica prevalece tal vez no haya más ninguna Biblias completa. Hay un fuerte movimiento por parte de las Sociedades Bíblicas Unidas para producir selecciones de la Biblia en lugar de toda la Biblia o incluso todo el Nuevo Testamento. Jacob Van Bruggen escribe de este desarrollo:

Incluso una importante traducción de la lengua común, como la TEV es todavía un libro grueso. No es “fácil de leer” para todas las personas.

El objetivo de las Sociedades Bíblicas, por lo tanto, es proporcionar traducciones para grupos destinatarios concretos, como ‘Los lectores principiantes; Niños y Jóvenes; Estudiantes y jóvenes; Mujeres; Ciegos y Discapacitados Visuales; Grupos especiales (por ejemplo, la gente de vacaciones, las víctimas de los desastres naturales, los trabajadores migrantes, los presos, las personas en los hospitales, los miembros de las fuerzas armadas); Audiencias de medios de comunicación; gente escuchando el audio de las Escrituras.” [“[“Free the Word for Modern Man! The Programme of Advance [¡Libera la palabra para el hombre moderno! El Programa de Avance] de la década de los 70 aprobados por el Consejo de UBS en Addis Abeba, “Sec. I: principales grupos destinatarios, Boletín de la UBS 93, 1973, p. 5 ss.]

Las traducciones de la Biblia separadas para todos estos grupos y situaciones no son posibles. Para llegar a una variedad de grupos y situaciones de este tipo, se deben utilizar pasajes bíblicos seleccionados. La tabla a continuación indica que la producción de selecciones está aumentando más rápido que la de Biblias completas:

Ratio de Biblias a Selecciones en la distribución mundial de la UBS:

1962 1 Biblia a 3,5 selecciones

1969 1 Biblia a 18,5 selecciones

1974 1 Biblia para 33 selecciones (Van Bruggen, The Future of the Bible [El futuro de la Biblia], Pág. 30).

Los que están detrás del desarrollo de este fenómeno afirman que están regresando a las condiciones que existían antes de la invención de la imprenta que hizo factible la difusión de toda Biblias. De hecho, profesan que al alejarse de la impresión de la Biblias en conjunto a la producción de selecciones de la Biblia, están regresando a las puras condiciones de la iglesia primitiva.
Según Eugene Nida, una Biblia completa no logra un efecto equivalente casi tan bien como lo hace una selección:

“Algunas personas todavía están temerosas de las consecuencias de tales acontecimientos [centrados en la producción de partes de la Biblia en lugar de toda la Biblia], pero en un sentido las Sociedades Bíblicas están reproduciendo hoy el equivalente cultural de lo que sucedió en la primera generación de la iglesia cristiana, cuando las palabras de Jesús y las cuentas de sus maravillas fueron ampliamente difundidas tanto en folletos separados o, evidentemente, como muchos estudiosos creen, como series límite de selecciones (E. Nida, “una nueva época en las Sociedades Bíblicas,” Boletín de la. UBS, nº 96, 1974, pp 7-8).

Hay un grave error aquí. El intento de volver al primer siglo en este asunto en particular es regresión, no progreso. Las primeras iglesias no tenían todo el Nuevo Testamento en un solo volumen, aunque reconocieron por la guía del Espíritu Santo, que epístolas y escritos eran las Sagradas Escrituras y cuales eran falsas. Si habían los cristianos del primer siglo tenido la oportunidad de haber tenido toda la Biblia bellamente encuadernada en un volumen, como podemos tener hoy en día, podemos estar seguros de que la habría tenido y la habrían atesorado con sus vidas. Esa no era la voluntad de Dios; estaban viviendo en un período de transición durante el cual la Santa Biblia se estaba terminando, sus capítulos finales incluso entonces se escriben. Podemos alabar a Dios que ese día es pasado. El libro se ha completado, y el Dios de la Historia ha dado al hombre la imprenta por lo que el bendito libro puede ser impreso y difundido en todo el mundo económicamente en la medida en que la persona más humilde pueda tener su propia copia de la misma Palabra de Dios. ¡Increíble! ¡Maravilloso! El deseo de volver a un período anterior de la historia en la que una bendición no fue posible es locura extraña. Pero esto es exactamente lo que se proponen – y propuso seriamente – los gurús equivocados que están liderando la influencia de las Sociedades Bíblicas Unidas.

“¿Cuál es entonces el futuro de la Biblia? ¿Seguirá siendo un libro completo, o se convertirá en un paquete de selecciones? ¿La Biblia continuará siendo un libro para todos, o cada individuo en el futuro tendrá su propia carpeta de selecciones? “(Van Bruggen, pp. 30-32).

Conclusión

Nuestro objetivo ha sido el de informar a la gente de lo popular que la equivalencia dinámica se ha convertido en los últimos tiempos de Dios, y para advertir de su peligro. Esto es algo que tiene una enorme y creciente influencia en todo el mundo, y no sólo entre los teólogos modernistas y nuevos evangélicos, sino incluso entre algunos fundamentalistas.

Es esencial entender que la mentalidad de lenguaje común ha abierto las compuertas de la corrupción. Es imposible producir una Biblia pura siguiendo estos principios. Teniendo flojos ellos mismos y sus seguidores con los principios de traducción literal, los gurús de la equivalencia dinámica están causando que el mundo se llene de paráfrasis. Estas personas no tienen ancla. Se han desatado a sí mismos de la autoridad inflexible del texto original, y no habrá fin a los pensamientos heréticos que este movimiento va a desovar.

RICK WARREN DESCRIBE A LA IGLESIA MUNDIAL

La siguiente declaración del pastor bautista del sur Rick Warren es de una entrevista con Francisco Rocca en la Ciudad del Vaticano, 26 de noviembre 2014, del Centro Televisivo Vaticano, Catholic News Service, publicada en www.facebook.com/video.php?v=10152421040155723

“Tenemos mucho más en común que lo que nos divide. Cuando se habla de los pentecostales, carismáticos, evangélicos, fundamentalistas, católicos, metodistas, bautistas, presbiterianos, y así sucesivamente y así sucesivamente. Todos ellos dicen, ‘Creemos en la Trinidad. Creemos en la Biblia. Creemos en la resurrección. Creemos que la salvación es por medio de Jesucristo.” Estos son los grandes temas.

“A veces, los protestantes creen que los católicos adoran a María, como otro dios. Esto no es exactamente la doctrina católica. La gente dice,.. ‘Bueno, ¿qué todo acerca de los santos: ??¿qué estás rezando a los santos? Y cuando usted entiende lo que significa lo que están diciendo, hay mucho más en común.

“Ahora, todavía hay diferencias reales. No hay duda de eso. Pero la cosa más importante es si amas a Jesús estamos en el mismo equipo.

“La unidad que creo que vamos a ver de manera realista no es una unidad estructural, sino una unidad de misión. Y así, cuando se trata de la familia, que son compañeros de trabajo en el campo de la protección de lo que llamamos la santidad de la vida, la santidad del sexo y la santidad del matrimonio. Así que hay una gran coincidencia, y no hay división en los tres.

“Muchas veces las personas han sido golpeadas por tomar una postura bíblica, y empiezan a sentir, ‘Bueno, tal vez yo estoy aquí por mí mismo.’ No, no estás. La iglesia está creciendo en América Latina. La iglesia está creciendo en Asia. La iglesia está creciendo en África. No está creciendo en América del Norte o Europa, pero está creciendo en todas partes. Así que tal vez tenemos esta idea de que no somos tan influyentes, pero somos mucho más influyentes de lo que la gente cree”.
__________________

Esta es una descripción de la formación de una iglesia mundial por el pastor de una de las congregaciones más grandes de la Convención Bautista del Sur, que es ampliamente considerado como una denominación muy “conservadora”. Este es un pastor cuyos libros se han vendido por millones y que ha sido aclamado como “el pastor de América.” Sin embargo, él no entiende el ABC del evangelio, la salvación y la iglesia. Él no entiende ni la doctrina Bautista ni la doctrina católica, y es obvio que no le importa. La comprensión de la doctrina no es una prioridad. No es su agenda.

Rick Warren representa cada elemento que define la construcción de la “iglesia” mundial (one-world church) – la música contemporánea de adoración, trabajo social ecuménico, minimización de la doctrina, el pensamiento doctrinal difuso, la oración contemplativa, no juzgamiento, y el tratamiento “crítico” como no cristiano y peligroso, por mencionar algunos de los más importantes.

La hora es muy tarde.

“La Virgen Inmaculada preservada inmune de toda mancha de pecado original, fue tomada en cuerpo y alma a la gloria celestial, cuando su vida terrenal había terminado, y enaltecida por Dios como Reina del universo, para que pudiera ser conformada más plenamente a su Hijo, Señor de los señores y vencedor del pecado y de la muerte” (Concilio Vaticano II, los documentos del Vaticano II, “Constitución dogmática sobre la Iglesia”, cap 8, I, 52, 53 (cf. Apoc 19:16.).; II, 59, pp. 378, 381- 382).

“Como dice San Ireneo, su obediencia, se convirtió en la causa de salvación para sí misma y para toda la raza humana. De ahí que no pocos de los primeros Padres afirman alegremente con él en su predicación “MUERTE A TRAVÉS DE EVA, VIVE A TRAVÉS DE MARÍA”. ESTA UNIÓN DE LA MADRE CON EL HIJO EN LA OBRA DE LA SALVACIÓN SE MANIFIESTA DESDE EL MOMENTO DE LA CONCEPCIÓN VIRGINAL DE CRISTO HASTA SU MUERTE. Ella cooperó en la obra del Salvador de una manera del todo singular para restaurar la vida sobrenatural de las almas. Como Consecuentemente, ella es nuestra madre en el orden de la gracia. María, compartiendo como lo hizo incluso en el Calvario, tenía un papel incluso en la adquisición de una vez por todas del gran tesoro. Ahora, de este común compartimiento de la voluntad y el sufrimiento entre Cristo y María, ella mereció convertirse más dignamente la Reparadora [quien hace las paces o expiación] por un mundo perdido’, y por lo tanto, Dispensadora [quien dispensa] de todos los dones que Jesús ganó para nosotros por su muerte y su sangre (Segundo Concilio Vaticano II, los documentos del Vaticano II, “Constitución dogmática sobre la Iglesia”, cap. 8, II, 56, pp. 380-381).

“Tomada hasta los cielos, no abandonó su misión salvadora, sino que con SU INTERCESIÓN COLECTOR CONTINÚA TRAYENDO A NOSOTROS LOS DONES DE LA SALVACIÓN ETERNA. Con su amor materno cuida de los hermanos de su Hijo, que todavía peregrinan y se hallan en peligros y ansiedad hasta que sean conducidos a la patria bienaventurada. Por eso la Santísima Virgen es invocada en la Iglesia con los títulos de Abogada, Auxiliadora, Socorro, Mediadora” (Concilio Vaticano II, los documentos del Vaticano II, “Constitución dogmática sobre la Iglesia,”cap. 8, II, 62, pp. 382-383).

“María ha sido exaltada por la gracia por encima de todos los ángeles y los hombres a un lugar en segundo lugar solamente a su Hijo, como la Santísima Madre de Dios, que participó en los misterios de Cristo: ella es honrada con razón por un culto especial en la Iglesia” (Concilio Vaticano II, los documentos del Vaticano II, “Constitución dogmática sobre la Iglesia”, cap. 8, IV, el culto de la Santísima Virgen en la Iglesia, 66, 67, pp. 384-385).

“Pero me temo, no sea que por cualquier medio, así como la serpiente engañó a Eva con su astucia, vuestros sentidos sean corrompidos de la simplicidad que es en Cristo. Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu, que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien los soportais”(2 Corintios 11: 3-4).

LA EQUIVALENCIA DINÁMICA (8)

Les compartimos el 8vo extracto de la traducción del libro en inglés titulado “Dynamic Equivalency”; una vez más les pedimos que nos envíen sus aportes para corregir la traducción. El libro en inglés lo pueden descargar de: http://www.wayoflife.org/free_ebooks/dynamic_equivalencey.php

Con base en verdades a medias

Al igual que todos los errores, la equivalencia dinámica se basa en muchas medias verdades. Los escritos de los defensores de la equivalencia dinámica contienen muchas cosas con las que estamos de acuerdo, sin embargo, van más allá de la verdad. Considere algunas de las verdades a medias de equivalencia dinámica:

En primer lugar, la equivalencia dinámica dice que una traducción demasiado literal no es la correcta.

Los que promueven la equivalencia dinámica comienzan inevitablemente dando ejemplos de traducciones salvajemente inapropiadas y el uso de éstas como justificación de su metodología paráfrasis. Eugene Nida hace esto en Cada Hombre en su Propio Idioma (Every Man in His Own Language):

“Traducciones literales-las más fáciles y las más peligrosas-son la fuente de muchos errores. El misionero en América Latina que constantemente utiliza la frase “aconteció” apenas se dio cuenta de que eso significaba sólo para las personas “algo vino para pasar allí.” … Literalmente la historia de María sentada a los pies de Jesús, “sólo para descubrir más tarde que lo que habían dicho en realidad describe a María como “‘en ‘el regazo’ Jesús” una cosa es hablar de “ascuas de fuego en la cabeza” si uno está hablando a una congregación de habla Inglés; pero si se habla de esa manera en algunas partes de África, puede ser mal malinterpretado, por eso es uno de los métodos de tortura y el homicidio” (Eugene A. Nida, God’s Word in Man’s Language, Harper and Brothers, 1952, p. 17) .

Se trata de un hombre de paja para desviar la atención de las libertades impropias que los defensores de equivalencia dinámica toman con la Palabra de Dios. La solución a una traducción literal inexpresiva no es equivalencia dinámica, sino una traducción razonable, espiritual, que busca ser fiel a las palabras y forma originales y que no toma las libertades espantosas de la equivalencia dinámica, sino está dispuesta a dejar que la Palabra de Dios diga lo que dice en lugar de cambiarlo-incluso en aras de la simplificación. La metodología correcta de la traducción de la Biblia que se ha llamado una “esencialmente traducción literal” y una “traducción equivalencia formal”, en oposición a la equivalencia dinámica.

En segundo lugar, la equivalencia dinámica, dice el traductor debe interpretar.

¡Esto es cierto! Un ejemplo es Isaías 7:14, donde podría decirse que es posible traducir la palabra hebrea “almah”, ya sea como “joven” o como “virgen”. El Cristiano que honra a Cristo, traductor bíblico-creyente elegirá siempre virgen, porque sabe que el verso es una profecía mesiánica del nacimiento virginal de Cristo. Este es el resultado de la interpretación. He aquí otro ejemplo. En el idioma nepalés no hay un término genérico para el vino como existe en el griego y hebreo. El traductor, por lo tanto, debe interpretar pasajes como Juan 2 cuando está seleccionando una palabra nepalí para el vino. Él debe traducirlo “jugo de uva” o “bebida fuerte”, etc., dependiendo del contexto.
Todos los traductores se enfrentan a esto, pero el hecho de que un traductor debe interpretar las cosas en las Escrituras antes de que se traduzcan no justifica las libertades extremas que se están tomando en las versiones de equivalencia dinámica.

Además, hay una gran diferencia entre la necesidad de interpretar las palabras y la de pasajes de interpretación. Considere lo siguiente de Leland Ryken, profesor de Inglés en la Universidad de Wheaton:

“Cada vez que un traductor decide que una palabra Inglesa capta mejor el significado de una palabra en el texto original, la decisión implica una interpretación. Pero hay una diferencia fundamental entre la interpretación lingüística (decisiones con respecto a lo que las palabras inglesas expresan más el hebreo o palabras griegas) y la interpretación temática del significado de un texto. El no distinguir entre estos dos tipos de interpretación ha llevado tanto a la confusión y la licencia en la traducción. … Es el momento de llamar a una moratoria sobre la afirmación engañosa y falsa que toda traducción es interpretación. Para las traducciones literales, esencialmente, la traducción es la traducción, y su tarea es expresar lo que dice el original. Sólo para traducciones equivalentes dinámicas es toda la traducción potencialmente interpretación -algo añadido al original o cambiado del original, para producir lo que los traductores piensan que el pasaje significa”(Ryken, The Word of God in English: Criteria for Excellence in Bible Translation, 2002 , pp. 85, 89).

En tercer lugar, la equivalencia dinámica dice que las personas para las que se está haciendo la traducción deben tenerse en cuenta.

Una vez más, esto es cierto. Cada traductor debe tener en menta a la gente para quien está traduciendo, pero eso no significa que podemos cambiar higuera por árbol de plátano o sangre por muerte o gracia por bondad o santos por gente de Dios o pastores por funcionarios de la iglesia!

En cuarto lugar, la equivalencia dinámica dice que algunas cosas implícitas deben hacerse explícitas.

Esto es cierto. Por ejemplo, a veces las palabras se deben agregar en la traducción para hacer un pasaje inteligible y/o sacar palabras implícitas en el original. Un ejemplo de esto son las palabras que aparecen en cursiva en la versión King James. Estas son palabras que se han añadido por los traductores, pero que no están explícitamente en los textos originales. Este tipo de cosas son esenciales en el trabajo de traducción de la Biblia y es algo que siempre se ha hecho. Pero este importante principio de traducción contrasta con la perversión de la equivalencia dinámica de la misma en el siguiente ejemplo de Isaías 53: 1 en el Today Inglés Versión:

KJV- “¿Quién ha creído a nuestro anuncio? y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová? ”

TEV- “El pueblo responde:” ¿Quién hubiera creído lo que nos informan? ¿Quién podría haber visto la mano de Dios en esto?'”

Las cosas añadidas y modificadas en este pasaje ilustran que la equivalencia dinámica va más allá de cualquier límite apropiado de fiel traducción. ¿Sobre qué autoridad los traductores TEV añaden “El pueblo responde” a este pasaje? ¿Sobre qué autoridad han cambiado los tiempos de los verbos? ¿Sobre qué autoridad han cambiado “brazo del Señor” por “la mano del Señor”? Los traductores que hacen este tipo de cosas pueden reclamar sólo estar haciendo explícito lo que está implícito, pero en realidad están corrompiendo la Palabra de Dios. Ninguno de estos cambios son realmente implícitos en este versículo.

Veamos otro ejemplo. Esta vez vamos a comparar Efesios 3:2-4 en el RV a la Contemporary English Version (CEV):

KJV- “Si es que habéis oído de la administración de la gracia de Dios que me fue dada para con vosotros: ¿Cómo que por revelación que dio a conocer a mí el misterio; (como escribí anteriormente, en pocas palabras, lo que, cuando leéis, podáis entender mi conocimiento en el misterio de Cristo “.

CEV- “Oísteis duda acerca de la bondad de Dios en mí elegir para ayudarle. De hecho, esta carta te dice un poco acerca de cómo Dios me ha mostrado sus caminos misteriosos. Al leer la carta, también averiguar qué tan bien realmente lo hago entender el misterio de Cristo”.

Vemos que las libertades tomadas por los traductores de equivalencia dinámica van más allá de cualquier límite adecuado de traducción de la Biblia. Esto es válido para prácticamente cualquier ejemplo que podamos dar de estas versiones. Ellos simplemente no son fieles. Los defensores de la equivalencia dinámica no lo admiten, pero, amigos, es cierto. La equivalencia dinámica (por cualquier nombre) es una nueva metodología que los hombres de Dios del pasado -los William Tyndales y los Adoniram Judson- habrían rechazado en el temblor y el asco.

La equivalencia dinámica es especialmente peligrosa porque es una sutil mezcla de verdad y error. Muchos de los que siguen este método de traducción han aceptado la amarga tarta de la equivalencia dinámica debido a la dulzura de la verdad entremezclada en la misma. Los principios pueden sonar tan razonables. Pero la conclusión es que la equivalencia dinámica es una perversión de la Escritura.

Una respuesta inadecuada a problemas reales

Los promotores de la equivalencia dinámica usan ejemplos de trabajos de traducción en las naciones no desarrolladas entre los analfabetos para justificar su metodología. Escuche Traductor misionero Lynn Silvernale:

“¿Cómo hablar acerca de las ovejas a las personas que nunca han visto las ovejas y no tienen ninguna palabra para tal animal? ¿Qué es lo que utiliza para “vino” en una lengua que tiene palabras sólo para ‘jugo de uva” y “licor fuerte”? Cómo expresar términos y conceptos teológicos como “justicia” “justificación”, “propiciación”, es otro gran desafío para la mayoría de los traductores. En muchos idiomas tribales estos conceptos son extranjeros y no hay términos readymade para expresarlos. Ha tomado a algunos traductores meses y años para encontrar un término adecuado en su idioma para tales ideas abstractas como “amor” y “santidad”. Para tener una idea de lo que está involucrado, intente expresar “propiciación” en lo más breve, de manera la más clara posible un traductor para poner en un lenguaje que no tiene tal término” (Silvernale, By the Word).

Los problemas así declarados pueden hacer que la equivalencia dinámica parezca correcta, razonable. Estos son problemas que los traductores de la Biblia y misioneros siempre han enfrentado, sin embargo, es sólo en los últimos años que el concepto orgulloso de la equivalencia dinámica con su voluntad de cambiar la forma de la Palabra de Dios para adaptarse a la cultura del hombre ha sido propuesta como solución.

Las culturas extranjeras no son los únicos problemas que se utilizan para ilustrar la supuesta necesidad de traducción de equivalencia dinámica. Las publicaciones de las Sociedades Bíblicas Unidas están llenas de problemas involucrados en permitir varios grupos como niños y personas sin hogar para comprender las Escrituras.

Es cierto que hay enormes problemas implicados en la traducción de la Biblia a las culturas extranjeras y para los pueblos analfabetos o marginalmente alfabetizados. Pero nunca es adecuado cambiar la Palabra de Dios por el bien de su adaptación a otra cultura. La solución correcta es traducir la Biblia con exactitud, entonces explicar la traducción con notas al pie, diccionarios, y comentarios.

¿Qué pasa si una lengua es demasiado primitiva para llevar las Escrituras? ¡Digo no traducir la Biblia a este idioma! Puedo oír los gemidos ahora de los que tienen una mentalidad Wycliffe. Pero, ¿quién ha dado al hombre el permiso de cambio de la Palabra de Dios? ¿Quién ha dado tal permiso? Dios dice: “Toda palabra de Dios es limpia; El es escudo a los que ponen su confianza en Él. No añadas a sus palabras, para que no te reprenda, y seas hallado mentiroso” (Prov. 30: 5-6). Esto es lo que Dios dice, y yo asumiría que esta es la última palabra sobre el tema!

A la luz de advertencia de Dios acerca de la manipulación de su Palabra, me permito sugerir que el método adecuado de enfoque sería el siguiente:

En primer lugar, porciones simples de la Escritura pueden ser traducidos y utilizados para el evangelismo. A medida que el número de conversos crece dentro de un grupo lingüístico, otras porciones de las Escrituras pueden ser traducidas y utilizadas para enseñar a los nuevos cristianos acerca de las cosas de Dios. Además, una traducción exacta de las Escrituras en un idioma comercial local a menudo puede ser utilizado para capacitar a los líderes tribales clave, que a su vez pueden enseñar a su propia gente y ampliar el proceso de crecimiento. A través de este medio, durante un período de tiempo, el lenguaje de un grupo puede desarrollarse de modo que con el tiempo podría ser capaz de llevar a toda la Palabra de Dios. Debemos recordar que tardó 230 años para que la Biblia sea perfeccionada en Inglés, desde el momento de la primera traducción de Wycliffe del Latín en 1380 a la Biblia King James de 1611. Durante ese período, el propio idioma Inglés estaba siendo perfeccionando y madurando desde sus raíces en anglosajón, latín, francés y otras lenguas.

Lo anterior es el método que se ha utilizado con éxito a través de los siglos por los misioneros fieles que nunca han utilizado la equivalencia dinámica. La Biblia debe levantar a la gente hacia el cielo, no al revés. La equivalencia dinámica es un camino hacia atrás, de pensar al revés.

La Biblia no dice que las Escrituras deben ser traducidas a todos los idiomas. Dice el Evangelio debe ser predicado a todas las personas (Mc. 16,15). Mientras que el Evangelio puede ser traducido a todas las lenguas, lo mismo no es necesariamente cierto para toda la Biblia.

Muchos hacen luz de la idea de usar un lenguaje comercial para enseñar a la gente las cosas de Dios. Hablan de la necesidad de utilizar el “lenguaje del corazón.” Dicen que una lengua comercial nunca puede llegar al corazón. Creo que es un error. Los que entienden un idioma, a pesar de que puede que no sea su lengua materna, puede entender las verdades de la Palabra de Dios desde ese idioma. Claro, siempre es agradable escuchar cosas en la propia lengua materna. Eso es todo bien y bueno. Pero yo digo, si es necesario, sería mejor educar a un pueblo entero en una lengua comercial para que puedan tener la incorrupta Palabra de Dios más que corromper la Palabra de Dios a través de la equivalencia dinámica.

Sin Control firme en el Proceso de Traducción

Desde que la equivalencia dinámica permite al traductor tomar tantas libertades con las palabras y forma de las Escrituras, no hay controles firmes sobre el proceso de traducción. Considere el siguiente ejemplo de la primera parte de 1 Tesalonicenses 1:3. Daremos la traducción de la fiel Biblia King James y otras dos traducciones literales y luego de tres versiones de equivalencia dinámica. Veremos que las traducciones literales coinciden palabra por palabra, ya que no hay ningún problema textual en este pasaje; pero que las equivalencias dinámicas son dramáticamente diferentes, no sólo de las versiones literales, sino también la una de la otra:

KJV “… la obra de vuestra fe, del trabajo de amor …”

NASV (New American Standard Version) “… la obra de vuestra fe, del trabajo de amor …”

ESV (English Standard Version) “… la obra de vuestra fe, del trabajo de amor …”

NLB ((New Living Bible) “… el trabajo producido por fe, el trabajo motivado por el amor …”

TEV (Today’s English Version) “… cómo usted pone su fe en práctica, cómo su amor le hizo usted trabaja tan duro …”
CEV (Contemporary English Version) “… su fe y
amar el trabajo … ”

AMPLIFIED: “su trabajo energizado por la fe y el servicio
motivado por el amor”

“El gran rango de variabilidad en las traducciones equivalentes dinámicas de este versículo muestra que una vez que se abandona la fidelidad a la lengua del original, no hay controles firmes sobre la interpretación. El resultado es un texto desestabilizado. Ante la variedad de traducciones equivalentes dinámicas, ¿cómo puede un lector tener confianza en una traducción al Inglés de este versículo? Y si es posible traducir con mayor precisión al abandonar las palabras del original hacia sus ideas, ¿por qué las traducciones equivalentes dinámicas terminan en tal desacuerdo entre ellas? En lugar de mejorar la precisión, la equivalencia dinámica subvierte nuestra confianza en la exactitud de la traducción” (Leland Ryken, The Word of God in English, 2002, p. 82).

CONTINUARÁ…

LA HIPOCRESÍA DE UNIR LAS MANOS CON LOS CATÓLICOS, PERO NO CON LOS MORMONES

Les dejo una noticia relacionada con la doblez de algunos sectores cristianos para unirse con Babilonia (Iglesia Católica) de una forma, pero no de otra (Iglesia Mormona):

La hipocresía e incoherencia del movimiento ecuménico mostrada recientemente en la Red de Ministros Cristianos Cairns (Cairns, Queensland, Australia). (Cairns se pronuncia “cans”.) El 13 de enero, el CCMN envió una declaración de que no están apoyando la local Jornada Mundial de Oración de servicio de marzo, ya que se celebra en la iglesia mormona. El anuncio señaló que “CCMN (grupal como individual) enfáticamente no soporta las creencias de la iglesia mormona de ninguna manera.” Dos días más tarde, el CCMN envió un anuncio promoviendo el servicio anual de Bendición Cairns en la catedral católica de Santa Mónica. Ellos dijeron: “Creemos que será bendecido por igual este año. Los pastores de diez denominaciones completas están participando este año, dando testimonio con claridad a nuestra ciudad que verdaderamente somos una Iglesia”. Pero no son uno.

La multitud ecuménico critica a los “fundamentalistas” como críticos y farisaicos por probar las cosas a través de la Palabra de Dios, pero cuando ellos juzgan a los mormones o los unitarios o quien sea, es correcto. O te separas de la herejía, o no lo haces. Si se puede juzgar una doctrina falsa, entonces se puede juzgar a toda doctrina falsa. Si es justo juzgar el falso cristo del mormonismo y el falso evangelio según 2 Corintios 11: 4, es igualmente correcto el juzgar el cristo-hostia de Roma y su evangelio sacramental, que comienza con la regeneración bautismal.

Fuente: wayoflife.org