Católicos, Protestantes, y Budistas juntos

La iglesia mundial descrita en Apocalipsis 17 abarca todas las herejías y la abominable idolatría en la tierra. Esto se puede ver hoy en el diálogo interreligioso. El Papa Juan Pablo II fue un líder en este campo, que reunió a todas las denominaciones y las religiones en la Jornada de Oración por la Paz Mundial en Asís, Italia. El movimiento continúa por todo el mundo. A principios de este mes el Vaticano organizó el cuarto Coloquio budista-cristiano con el tema “Paz interior, paz entre los pueblos.” El anuncio dijo: “Los participantes expresaron que el diálogo entre budistas y cristianos se fortaleció para hacer frente a nuevos retos, como la amenaza a la vida humana, la pobreza, el hambre, las enfermedades endémicas, la violencia, la guerra, etc, que menosprecian la santidad de la vida humana y envenena la paz en la sociedad humana.”

El diálogo interreligioso es visto como el camino a una “nueva era.” May 27-31, el Consejo Mundial de Iglesias (CMI), que abarca 340 denominaciones y grupos, tendrá lugar un “encuentro budista-cristiano” en Bangkok. Los participantes se alojarán en el Bangkok Christian Guest House y visitarán un monasterio budista. Wesley Ariarajah, ex Director del diálogo interreligioso del CMI, dijo que todas las religiones son uno con Dios. En la Séptima Asamblea del CMI en Canberra, Australia, 1991, Ariarajah dijo que “es inconcebible que un hindú o budista, o cualquiera, esté lejos de Dios. Mi comprensión del amor de Dios es demasiado amplia para yo creer que sólo este segmento estrecho llamado la Iglesia Cristiana será salvo. Si usted es un cristiano debe ser abierto y amplio, no restringido y exclusivo” (The Australian, 11 de febrero, 1991).

Fuente: wayoflife.org
Traducción: masNobles.net

De las tweenies o tweenagers

Si matamos la infancia “produciremos frutos precoces que no tendrán madurez ni gusto y que se pudrirán muy pronto”. Quien habla es el filósofo francés Rousseau que ya a finales del XVIII no se mostraba partidario de adelantar las etapas de la vida. En especial era contrario a acortar la infancia. En su <em>Emilio o la educación</em> sostenía que esta infancia había que vivirla con plenitud mediante el juego. Por eso, exhortaba a los lectores a amarla y a “favorecer sus juegos”. “Hombres, sed humanos, que es vuestra obligación primera; sedlo con todos los estados, con todas las edades, con todo cuanto es propio del hombre”. El caso es que hoy, los chicos —en especial las chicas— de entre los 8 y los 12 años transitan una preadolescencia temprana que los ingleses, tan amigos de inventar categorías, llaman <em>tweenies</em> o <em>tweenagers</em> (de la unión de <em>teenagers</em>, adolescentes, con <em>wee</em>, pequeñitos). Las niñas juegan con muñecas góticas, se maquillan (sin salir de casa), posan en las fotos como si fuesen actrices de Club Disney, exigen un móvil o se desmayan por Justin Bieber cuando a su edad sus padres escuchaban a Enrique y Ana. “Si la infancia nace con Rousseau, podríamos advertir que hoy en día y con el afán de arrastrar a los niños al espíritu consumista, materialista y egoísta, podríamos estar siendo responsables de la muerte misma de este fenómeno cultural y evolutivo”, asegura Tomas de Andrés Tripero. Este profesor de la facultad de Educación de la Universidad Complutense considera que los adultos están permitiendo que los niños “se coloquen a la misma altura”, ambicionando económicamente lo mismo que los mayores y adquiriendo de manera directa conocimientos y actitudes de adulto pese a no tener la madurez imprescindible. Un ejemplo son las charlas para la elección de centro al pasar de primaria a secundaria. La decisión de que un niño acuda a un instituto u otro, cuentan sorprendido un jefe de estudios, ya no recae en los padres —que estudiaron donde quisieron los suyos— sino en los hijos, y es a ellos a quienes se dirige la charla explicativa. <strong>“Les hemos dado el derecho a elegir pero no les hemos enseñado a reflexionar sobre por qué esto y no aquello”</strong>, lamenta el psicólogo Ángel Peralbo. La psicoterapeuta Mónica Manrique acude al libro <em>Adolescentes, una historia natural</em> (Duomo), de David Bainbridge, profesor de Anatomía y Clínica veterinaria en la Universidad de Cambridge, para hablar desde un punto de vista biológico del acortamiento de la infancia. <strong>“La adolescencia empieza con la pubertad, que implica una secuencia de cambios biológicos que comienzan antes en las niñas que en los niños. En ambos casos se ha adelantado en los últimos decenios en los países occidentales”</strong>. Según Bainbridge, durante el pasado siglo XX la pubertad se inició 12 días antes por año transcurrido, pero en los últimos años este adelanto anual es de tres días. Manrique, autora del blog <a href="http://www.monicamanrique.com/blog/">Padres en apuros</a>, distingue varias causas que explican este adelanto de la adolescencia. No lo atribuye a los genes, “porque estos no pueden haber sufrido cambios tan grandes en tan pocas generaciones”. Observa el sobrepeso como anticipador de la pubertad, aunque “todavía queda mucho por saber”, precisa. “Podría existir un vínculo entre el inicio de la pubertad y la leche de fórmula, que hace que los bebés crezcan más rápido. Y un bajo peso al nacer lleva a que la pubertad se anticipe hasta 10 meses”. Manrique cree que puede condicionar la precocidad un mayor cuidado de la salud —menos parásitos e infecciones y mejor dieta—; un estatus más alto —“eso puede relacionarse con la mejor nutrición”—, la latitud —“los finlandeses entran en la pubertad un año más tarde que los griegos”— y el estrés, “que es algo que no es aceptado por todos los investigadores”. “Es verdad que hay un adelanto biológico, no hay más que verlo. Pero no va acompañado de una mayor madurez. Estos niños no son más responsables que los de antes. Casi diría que las anteriores generaciones no estaban tan perdidas y eso que no tenían acceso a tanta información”, opina Peralbo. El profesional culpa de esta desorientación a sus familias. “A los niños se les apunta a clase de todo, están muy preparados, pero no se les forma en inteligencia emocional. <strong>En valores, en el esfuerzo. No saben valerse por sí mismos y los padres están desbordados</strong>. La sobreprotección es un tema manido pero es evidente”, añade. <strong>A partir de los 13 años, las chicas europeas doblan a los chicos en casos de depresión y ansiedad y a la hora de puntuar su autoestima</strong>, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). “Todo parece indicar que, en buena medida, las adolescentes están sometidas a más situaciones de estrés, violencia, normas culturales y carga de trabajo que los varones”, sostiene Peralbo en su libro de autoayuda <em>De niñas a malotas</em> (La esfera de los libros). “Los niños son cada vez antes adolescentes, <strong>pero también sus padres no quieren dejar de ser jóvenes. A los 50 siguen considerándose, visten y se comportan como tales</strong>. De modo que la adolescencia se alarga por arriba y por abajo”, señala el educador y psicólogo Alfredo Hernando. Basta con darse una vuelta por algunas tiendas de ropa interior para comprobar el furor que provoca entre las mujeres de 40 la gatita animada Hello Kitty, que ya superó los 35. “<strong>El problema no es cómo vistan, sino que no sean capaces de asumir el papel de padre y actúen como amigos</strong>. Hemos pasado del padre autoritario que siempre tenía razón, al extremo contrario”. “Yo no creo que los niños hayan cambiado tanto. Somos nosotros, los adultos, y la sociedad los que lo han hecho. Platón decía que siempre nos quejábamos de la generación siguiente”, sostiene el psicólogo clínico Mark Beyebach. “<strong>Los padres están menos presentes y han delegado la educación en las pantallas, en los móviles</strong>. Los hijos están superprotegidos: se les matricula en la universidad, se les busca colegio mayor, traen la ropa a lavar… <strong>Viven una infancia con derechos pero sin las obligaciones de los adultos</strong>”, opina el coautor de <em>Cómo crear hijos tiranos</em> (Herder). “Pasan de que les preparen la mochila al descontrol total”. Beyebach considera que caemos en una trampa: “Tenemos un recuerdo idealizado de nuestra niñez”. El eje del cambio está, en su opinión, en el consumismo. “Hay muchas empresas con grandes intereses en el mundo infantil que presionan para que el niño consuma. Les crea frustración no tener móvil o iPad, saldo en el teléfono… La comunión es el paradigma del consumismo. Las familias se endeudan y eso no es aprendizaje”. En pleno derrumbe económico el derroche en la comunión se está frenando. El gasto se ha reducido un 45% en cuatro años y ronda los 1.700 euros en 2013, según el informe que cada año presenta la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI). “Aunque con la crisis se haya reducido el gasto, no parece haber una consecuencia positiva porque queda la idea de consumir. Hay que aprender a tolerar la frustración”, dice Beyebach. Los padres de estos niños nacieron en los años sesenta y en los setenta y se criaron en un ambiente de creciente comodidad, acostumbrándose a una abundancia no pasajera. Por ese motivo mantienen una inclinación más consumista que la de sus padres y abuelos: tienen menos conciencia de los precios, son menos hostiles a la publicidad y les tientan más las rebajas y promociones. “El éxito es tanto más sorprendente en cuanto la sobriedad, la austeridad, el ascetismo, la renuncia y el desprendimiento han sido durante siglos guía y norte de los famélicos españoles, y que basta solo con remontarse unos pocos lustros para encontrar tales virtudes todavía instaladas entre nosotros”, se lamentaba en 1975 el sociólogo Rafael López Pintor en su libro <em>Los españoles de los 70</em>. Desde entonces, el consumismo solo avanza. “Por eso somos el país de Europa con más <em>smartphones</em>, cuando tenemos seis millones de parados. Yo no hablaría de que tenemos una crisis de consumo sino de un consumo de crisis. Nos hemos ajustado para seguir gastando”, razona Luis Alonso, catedrático de Sociología en la Universidad Autónoma de Madrid. <strong>Y en estas circunstancias los niños son marquistas porque los padres lo son. “Piden a sus familias cosas de marca para ser aceptados en el grupo</strong>. Hay una presión social que te empuja a llevarlas. Si no, tienes miedo de ser excluido y es lo peor que le puede pasar. Tiene que haber un contrapeso ecologista o elitista muy grande para que a los niños no les importe”, añade Alonso. “Los niños finlandeses son menos marquistas que los españoles a pesar de ser un país más rico. Han recibido, en la escuela y en casa, educación del consumo responsable. Hay otros valores, se da más importancia a lo público. En España llegamos tarde al consumo, partiendo de capital social y cultural muy bajo y por eso no es razonado”, prosigue Alonso. <strong>A menos formación intelectual, mayor es la obsesión por el consumo</strong>. “No tienen otras perspectivas de disfrute cultural”. “La adolescencia es un invento del siglo XX. Antes eras un niño y, cuando a los 11 o 12 empezabas a trabajar, te convertías en un adulto. Con 12 años las niñas ya eran madres”, recuerda el escritor juvenil César Mallorquí. “Por eso los comienzos de la literatura juvenil son difusos, hacia los años setenta, mientras que los de la infantil están claros”. “El 25% de los niños de entre 8 y 12 años en España tienen móvil. En el mundo nacen al día tres veces más <em>smartphones</em> que bebés. En el mercado hay disponibles ocho tabletas para el mercado infantil”, nos cuentan en el pequeño documental <em>La generación Play-móvil</em>, de la revista <em>Einnova</em> de la Universidad Complutense. “No es que la adolescencia empiece pronto, es que los niños con dos años están ya habituados a las nuevas tecnologías. El cerebro no está adaptado para esos estímulos perceptivos y va a tener que cambiar. ¿Cómo van a conducir de mayores solo a 120 si su sistema nervioso se ha adaptado a la rapidez?”, anuncia De Andrés Tripero, que incide en la experiencia de Silicon Valley, el paraíso de la informática. “<strong>Allí, los ejecutivos no dan un ordenador y un móvil a sus hijos hasta tarde. Porque lo que quieren es que desarrollen la estabilidad emocional y se sociabilicen, y las tecnologías aíslan</strong>”. “Las empresas contratan a expertos que analizan las redes sociales y crean productos pensados para adolescentes. A un cantante de voz meliflua que canta lo que ellas quieren oír”, se mofa el educador de Justin Bieber. “El gasto mayor no está en la moda, que es para mayores, es en tecnologías”.<strong> El 78% de los chicos entre 14 y 19 años corren el riesgo de tener comportamientos obsesivos en el futuro por su</strong><a href="http://www.consumer.es/web/es/prensa/2012/12/11/214845.php"><strong>“obesidad digital”</strong>, según un estudio de la Fundación Eroski</a> presentado el pasado noviembre. Existen ya casos diagnosticados de adolescentes internados en un centro de salud mental para curarse su obsesión. Sobre el poder de Internet incide también Laia Esqué, editora del sello juvenil Molino. “A través de Internet tienen acceso al mundo entero y han cambiado la forma de relacionarse con otros niños. A su edad nos apuraba llamar a un amigo a su casa y tener que hablar con su padre. Ahora tienen muchas formas diferentes: el <em>chat</em>, el móvil… Eso les hace más autónomos, adultos”. Una madurez que, sin embargo, en opinión de Esqué, no tiene su reflejo en el nivel intelectual de sus lecturas. “Hay libros extranjeros infantiles o juveniles que en España se catalogan para adultos porque se consideran demasiado complejos. Ha pasado con <em>El niño con el pijama de rayas</em> o <em>La ladrona de libros</em>”. “No existe una edad ideal para entrar en la adolescencia. Lo que podemos hacer como padres es cuidar nuestra relación con ellos, aceptarles como personas que están cambiando, llevar de la mejor manera posible que se vayan distanciando de nosotros y encajar con generosidad e inteligencia la influencia cada vez mayor del grupo de iguales”, piensa la psicóloga Manrique, que ha trabajado con niños problemáticos y en una escuela de padres. “También tendremos que proporcionarles una buena formación y educación sexual e intentar no perder los nervios ante la inestabilidad emocional en la que viven”. ¿Qué diría Rousseau? Fuente: <a href="http://sociedad.elpais.com/">http://sociedad.elpais.com</a>

Luis Palau y ROMA

El evangelista Luis Palau, que ha sido llamado “el Billy Graham de América Latina”, sigue el modelo ecuménico de Graham y tiene una relación acrítica con la Iglesia Católica Romana.

En un 24 de abril 2001 en entrevista con Ed Flynn de “Talk of the Town” en la estación de radio 1320 AM, los promotores del festival de Palau en Waterbury, Connecticut, dijeron que el evangelista es “un unificador, no un divisor,” que es “no-denominacional” y envía a sus conversos “de vuelta a las iglesias de donde vienen.”

Christianity Today de 19 de diciembre 1975, al informar sobre la cruzada de Palau de Managua, Nicaragua, dijo: “Se contó con el apoyo de más de 125 iglesias protestantes de Managua y muchas católicas. Grupos carismáticos católicos asistieron”.

Aunque se trata de Amsterdam ’86, el reportero de la Fundamental Asociación Evangelística Dennis Costella preguntó Luis Palau si quería cooperar con los católicos romanos. Palau respondió que ciertamente y admitió que se estaba ocurriendo. Luego pasó a hablar de planes específicos para una más amplia participación Católica en sus futuras cruzadas (Fundación, julio-agosto 1986).

El 1987 la cruzada de Palau en Nueva Zelanda fue supuestamente “la primera vez que la Iglesia Católica había respaldado una importante misión cristiana evangélica” en esa zona. El obispo católico Dennis Browne de Auckland aceptó una invitación para unirse a la junta asesora de la misión junto con los líderes de muchas otras denominaciones (Desafío Semanal, 18 de abril de 1986, reimpreso en Beacon australiano, julio de 1986).

En 1992, la República de Arizona dio la siguiente descripción de la relación del Palau con la Iglesia Católica Romana:

“La forma de adoración de Palau presenta un amplio mensaje tan cristiano que hace un llamamiento a los protestantes y católicos por igual … Pero a diferencia de otros evangélicos que han tratado activamente de atraer … Católicos alejados de sus iglesias, PALAU PRETENDE MANTENER A LA GENTE EN SU PROPIAS IGLESIAS CRISTIANAS SIN IMPORTAR LA DENOMINACIÓN … “En el núcleo del cristianismo, somos uno”, dijo Palau en una entrevista reciente. … Palau representa una tendencia creciente entre los grupos religiosos … que no quieren alienar a los católicos … [Palau] evita cuidadosamente LAS DIFERENCIAS CONTROVERSIALES entre católicos y protestantes. … Protestantes del tipo de Palau tienen un mensaje que no requiere abandonar la membresía de la iglesia. … Estudios bíblicos se mantienen deliberadamente en horarios que no entren en conflicto con las misas y se evitan los temas controversiales como la Virgen María. En cambio, hay un intento de encontrar un terreno común en la Biblia”(The Arizona Republic, 31 de octubre de 1992).

Evangelista Palau afirma que “la esencia del cristianismo, somos uno”, sin embargo, las denominaciones cristianas ampliamente tienen diferentes definiciones del Evangelio, de la inspiración bíblica, de la expiación de Cristo, de los milagros bíblicos, de la santidad de Dios, del cielo y del infierno, y muchos otras cosas básicas.

1993 la cruzada de Palau en Kingston, Jamaica, contó con la participación católica. El arzobispo católico asistió a algunas de las reuniones. El secretario de la Oficina del Arzobispo señaló que Palau “no era crítico de ninguna religión” y “no era como los que critican a otras religiones” (Peter Van Kleeck, “Wealthy Baptist Church Park y la Cruzada Luis Palau,” Grand Rapids, Michigan 6 de septiembre, 1994). Un anuncio en el periódico Jamaica el 31 de enero de 1993, declaró: “La Arquidiócesis de Kingston da pleno apoyo en la movilización de sus miembros a participar en la Cruzada Nacional de 1993. Esta empresa es vista por nosotros como un acontecimiento importante en la difusión del evangelio de una manera ecuménica “.

La Iglesia Católica Romana participó en la Cruzada West Michigan Palau en septiembre de 1994.

En mayo de 1995 la cruzada de Palau en Londonderry, Irlanda, reunió a los católicos romanos y los protestantes en un servicio ecuménico “en la orilla del río Foyle, que divide a las comunidades protestante y católica.” Howard Lewis, de la Alianza Evangélica de Irlanda del Norte dijo que la cruzada de Palau produjo una unidad ecuménica “que nunca habría soñado trabajar juntos.”

Había sacerdotes católicos involucrados en abril de 1996 en la cruzada de Palau en Chicago, Illinois. Más de 1,500 iglesias participaron. Entre los oradores Palau, EV Hill, de Tony Evans, y Ron Hutchcraft.

En el 6 a 9 mayo, 1998, Palau tuvo una cruzada en el Colegio Católico de San Martín en Olympia, Washington (John Beardsley, “Palau Crusading al RC College & Newsboys estar en Negro Hills Cruzada”, 7 de marzo de 1998, jbeard@rapidnet.com). San Martín es operado por San Martin Abbey, un monasterio benedictino.

El Festival de Palau de julio de 2007 en Omaha, Nebraska, fue aprobado por el arzobispo católico Elden Curtiss. No sólo el arzobispo católico dirigió a la multitud personalmente, pero a los católicos se les permitió poner una tienda de campaña en la entrada de la vía para distribuir rosarios y material y sacerdotes católicos saludaron al pueblo mientras entraban los lugar de la cruzada (Voz Católica de la Arquidiócesis de Omaha 10 de agosto, 2007). Cada participante llenó una tarjeta indicando su religion de procedencia, y todas las tarjetas que indican Católica fueron entregados a las iglesias católicas de seguimiento (Voz Católica, 8 de junio de 2007).

El Cityfest de Palau de julio de 2010 en Yakima, Washington, también tuvo participación católica. El obispo de la Catedral de St. Paul de Yakima, John Ecker, con entusiasmo instó a sus feligreses a participar, diciendo:

“No hay que olvidar nuestro” City Fest “que viene el fin de semana del 16 a 17 julio en el recinto ferial, la oportunidad de unir nuestras voces y oraciones con muchas otras iglesias de nuestro valle y de la ciudad y para mejorar nuestra ciudad como un lugar donde vivir para toda nuestra gente. Animo a su participación este mes. Usted encontrará en este correo una invitación para venir y participar. Estas tarjetas no son sólo para usted, sino que se envían para que usted dé a sus amigos, vecinos y miembros de la familia a unirse a usted en esta celebración de fe de la ciudad-completa y del valle. Cuanto más nos reunimos para enfatizar a través de las cosas que nos unen como pueblo de fe, más crecemos en la comprensión y el respeto de los demás, que también tienen una fuerte fe en Dios y sus enseñanzas “(Catedral de St. Paul Newsletter, 24 de junio 2010 ).

¿Crees realmente que el obispo haría esto si pensara que su pueblo y sus amigos quisieron escuchar cualquier advertencia que los haría dudar catolicismo? Se trata de una iglesia que “reverencia” a María, creyendo que ella es la inmaculada reina del cielo, una iglesia que predica un evangelio sacramental de la fe más las obras, una iglesia que define el nuevo nacimiento como ser bautizado.

Luego de la elección de Jorge Bergoglio al papado en marzo 2013 como Papa Francisco, Luis Palau dijo que él era un amigo personal de Bergoglio y lo elogió. Dijo que el nuevo Papa “conoce a Jesucristo” y es “muy espiritual” y “centrado en la Biblia” y “centrado en el Evangelio” (“Por qué es importante que el Papa Francis Beba MAte con los evangélicos,” Christianity Today, 14 de marzo , 2013).

Esto, por supuesto, es patentemente ridículo y sólo muestra la ceguera espiritual terrible de Palau.

Al igual que Billy Graham antes que él, Luis Palau está en casa con Roma y el mundo evangélico en general guarda silencio frente a esta horrible desobediencia, lo que demuestra la apostasía sin vergüenza del evangelismo.

Fuente: wayOfLife.org
Traducción: masNobles.net
Actualizado a Mayo/2013