Obama aduce problemas de agenda para no ver a Netanyahu

La Casa Blanca ha aducido problemas de agenda -y la campaña electoral- para justificar que el presidente Barack Obama no se entrevistará con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, durante la Asamblea General de Naciones Unidas que se celebrará en Nueva York a partir del próximo 24 de septiembre. “El presidente llega a Nueva York para la ONU el lunes 24 y se marcha el 25”, ha justificado Tommy Vietor, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional.

Ante la polémica que este asunto levantó, Obama y Netanyahu conversaron anoche por teléfono durante una hora y establecieron su unidad de criterio con respecto a Irán. En un comunicado, la Casa Blanca dijo que “nunca hubo una petición por parte del primer ministro Netanyahu de reunirse con el presidente Obama en Washington ni se denegó esa petición en ningún momento”.

Según dijo Vietor, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de EE UU, “el primer ministro no llega a Nueva York hasta más tarde esa semana”. “Sencillamente no coincidirán en la ciudad”, ha concluido el portavoz. Netanyahu se ha reunido con Obama en todos sus viajes a Estados Unidos desde el año 2009.

El diario israelí Haaretz informaba en su edición de hoy que la oficina de Netanyahu había solicitado un encuentro con el presidente durante el transcurso de las reuniones en la ONU y que la “Casa Blanca contestó diciendo que no era posible”.

Netanyahu ha criticado hoy de manera implícita a Washington por su postura frente al programa nuclear de Irán. El primer ministro ha manifestado que quien rechaza trazar ‘líneas rojas’ frente a Irán no tiene derecho a poner una ‘luz roja’ a Israel, en referencia a un posible ataque israelí sobre Irán. Las palabras de Netanyahu llegan después de que tanto la secretaria de Estado, Hillary Clinton —el domingo—, como la portavoz de ese mismo Departamento, Victoria Nuland —ayer lunes—dijeran que EE UU no tenía intención de trazar líneas rojas o poner fechas límites al régimen de los ayatolás.

“El mundo le dice a Israel espera, aún hay tiempo. Y yo digo ¿espera para qué, espera hasta cuándo?”, ha dicho Netanyahu. El primer ministro se ha preguntado: “¿Qué hará ahora Irán si sabe que no hay línea roja, si sabe que no hay plazos? Pues exactamente lo que está haciendo: Continuar sin ninguna interferencia hasta la obtención de la capacidad para fabricar armas nucleares y de ahí bombas nucleares”.

“Quienes en la comunidad internacional rechazan poner líneas rojas ante Irán, no tienen derecho moral a poner una luz roja ante Israel”, ha insistido Netahyahu.

Fuente: elPais.com

Obama aduce problemas de agenda para no ver a Netanyahu