Israel: No hacer frente ahora a Irán costará más vidas

El ministro de Defensa, Ehud Barak, manifestó que no hacer frente ahora a Irán para evitar que tenga armas nucleares “terminará siendo mucho más peligroso y costoso, tanto en término de dinero como de vidas”

“Un Irán con armas nucleares no es un peligro solo para Oriente Medio, sino para el mundo entero”, declaró Barak durante un debate en el marco del Foro Económico Mundial de Davos, en el que aplaudió las recientes sanciones económicas aprobadas por la UE contra Teherán, pero en el que pidió “una diplomacia más agresiva”.

El ex primer ministro destacó que “con excepción de China y Rusia, todos estamos de acuerdo en que no hay otra opción encima de la mesa que hacer frente a Irán” y expresó su confianza en que eso no excluya una política de “contención”, incluso militar.

Barak admitió que “no hay un enfoque sencillo” para hacer frente a la relación con Irán porque, en su opinión, los dirigentes de Teherán adoptan diversas estrategias de manera deliberada para ganar tiempo y fomentar que no haya unidad de acción internacional.

“(Los iraníes) no son jugadores de backgammon, sino de ajedrez, por algo fueron ellos los inventores”, dijo Barak, que explicó que la estrategia de Irán es “situar su programa nuclear en una zona de impunidad, con dispersión de recursos”, para que sea prácticamente imposible conocer el auténtico alcance de sus progresos.

“Buscan que ni Israel, ni EEUU, ni nadie pueda hacer algo físicamente contra ellos, una operación quirúrgica militar. Una vez que tengan el convencimiento de que nadie puede hacer nada contra ellos, considerarán dar el paso definitivo”, auguró el responsable de la cartera de Defensa.

Barak subrayó que el informe publicado en noviembre por el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) es la evidencia de que Irán tiene un programa nuclear con fines nucleares, y no solo con fines pacíficos y civiles como afirma el Gobierno de Teherán.

El ministro de Defensa participó en un seminario en el que se preguntaba a sus participantes qué ocurriría si Irán tuviera
la bomba atómica, un escenario de futuro que para Barak supondrá “el final de todo régimen de no proliferación nuclear”.

“Arabia Saudita querrá tener armas nucleares, Turquía también y Egipto no tendrá más remedio que seguir el mismo camino”, pronosticó Barak, que alertó además de “la pesadilla” que representaría la filtración de materiales nucleares a los grupos terroristas.

“Irán patrocina el terrorismo en Irak, la India, Pakistán, Líbano y los territorios palestinos, así que nos podemos imaginar lo que pasaría”, señaló el ex primer ministro, que pidió también buscar en el pasado lecciones que pueden servir en el futuro próximo.

“George Bush padre no hubiera podido liberar Kuwait si Sadam Husein hubiera tenido la bomba atómica o si Nicolás Sarkozy y David Cameron no hubieran podido intervenir en Libia si Gadafi no hubiera sido forzado antes a abandonar su programa nuclear”, afirmó.

En el seminario participó también Yukiya Amano, director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), que hoy enviará una misión de alto rango a Irán para tratar de avanzar en los contactos con Teherán sobre verificación nuclear.

Amano resumió el problema afirmando que en la OIEA “no estamos muy seguros, ni tenemos la total confianza de que Irán nos haya declarado todo en relación con su programa nuclear, ni de que todo vaya a ser empleado con fines pacíficos”.

De lo único que tiene evidencia el OIEA, subrayó, es de que “Irán ha puesto en marcha actividades que guardan relación con la elaboración de artefactos explosivos de naturaleza nuclear”.

El empresario y banquero árabe Jalid Abdula-Janahi señaló por su parte que, aunque el programa nuclear iraní puede preocupar a los Gobiernos de la región -tanto musulmanes como no musulmanes-, “a la gente de la calle le trae sin cuidado” que Irán tenga la bomba.

“Para los árabes es una cuestión de dignidad, de preguntarse por qué un país (en referencia a Israel) puede tener armas atómicas y otros no”, argumentó Abdula-Janahi, que invitó también a mirar a Washington para plantear el debate sobre seguridad nuclear.

“La gente de la calle en los países árabes se está preguntando qué pasaría si (el precandidato republicano a la Casa Blanca, Newt) Gingrich llega al poder y tiene el dedo sobre el botón nuclear”. EFE

¿Entiendes lo que lees?

La Biblia nos enseña que el Señor siempre ha utilizado la escritura para transmitirle su mensaje a su pueblo, pues leemos que el Padre escribió las tablas de la ley, luego el Hijo escribió en la tierra -contenido que siempre ha sido desconocido- y ahora el Espíritu Santo escribe la Palabra del Señor en nuestra mente y corazón (Ex. 31:18; Jn. 8:8; 2 Co. 3:2-3).

El universo y todas las cosas que existen, visibles e invisibles, han sido creadas por la Palabra del Señor (Jn. 1:1-3); también el Señor ordenó el mundo por medio de su Palabra en seis días (Gn. 1:2-2:3); luego la historia reciente nos muestra que, cuando el mundo estaba sumergido en espesas tinieblas, fue por medio de la Palabra del Señor que vino de nuevo a la humanidad la luz del Evangelio, por ejemplo, cuando Martín Lutero leyó el pasaje escrito en Romanos 1:17 que dice “El justo por la fe vivirá”, sus ojos se abrieron a esa luz que Dios estaba dando a través de su Palabra; además, son incontables los ejemplos palpables de los cristianos que, en cierta medida y en diversos aspectos de nuestra vida, estamos siendo transformados por la Palabra del Señor.

Teniendo presente el poder de la Palabra del Señor para transformar las vidas, los ministros constantemente explicamos a la congregación la necesidad e importancia de leerla habitualmente; sin embargo, no siempre se da la atención necesaria al nivel de comprensión que los creyentes tienen de la lectura bíblica. Ahora bien, será muy difícil que un creyente en su lectura bíblica ascimile las promesas, doctrina, profecía, escatología y demás temas contenidos en la Biblia sino entiende lo que lee. No olvidemos que la falta de comprensión es un factor que desmotiva la lectura de las Sagraras Escrituras.

Adicionalmente, dado que el Señor nos enseña que su Palabra escrita es el sólido y más seguro fundamento para la verdadera Iglesia y la vida del cristiano (2 P. 19-21), comprendemos que su objetivo es que todos sus hijos leamos habitualmente y comprendamos cada vez más la Biblia, pues también expresó “El que lee, entienda” (Mt. 25:15-16 RV 1960).

Por esa razón, esperamos en el Señor que las siguientes páginas sirvan de ayuda a todos aquellos cristianos que, reconiendo la importancia y la necesidad de la lectura y comprensión de la Biblia, buscan ayuda para alcanzar dicho objetivo.

Para leer y/o descargar el libro completo visita: http://ebenezervillanueva.org/estudios/Entiendes-lo-que-lees-v0-9.pdf

¿Es la Europa católica la que está en mayor bancarrota?

Arrecia el debate sobre la influencia de la religión en el desarrollo económico de los pueblos – ¿Por qué la crisis se ha cebado más en los Estados del sur que en los del norte, de tradición protestante?

“¿Son manirrotos los católicos, e incapaces sus políticos de sostener una economía capitalista creíble? ¿Por qué la crisis se ceba más en los países católicos del sur de Europa que en los del norte, de tradición protestante? ¿Son anticatólicos los mercados? No es un debate nuevo, pero arrecia en los tres últimos años”, sigue el conocido diario, uno de los de mayor influencia en España.

PIGS es el acrónimo despectivo con el que financieros anglosajones se refieren a los países del sur de la UE: Portugal, Italia, Grecia y España (Spain en inglés), para subrayar sus problemas específicos: déficit incontrolado, contracción económica, desempleo galopante, endeudamiento, burbuja inmobiliaria, derrumbe de sus emisiones de deuda y, sobre todo, mentira y falseamiento de las cuentas . Tras la crisis de 2008, se reemplazó Italia por Irlanda, pero ahora añaden a las dos, con el acrónimo PIIGS. Algunos de esos países fueron presentados como ejemplares por sus gobernantes, en el caso de España como una economía de “champions”, a punto de superar a Francia e, incluso, a Alemania (palabras de Zapatero hace tres años).

El calificativo PIGS ha sido usado incluso por el serio Financial Times, referido a los prejuicios habituales de un determinado pensamiento económico sobre países de la periferia europea, oponiendo su situación a los emergentes BRIC (Brasil, Rusia, India, y China). El periódico jugaba con las palabras brick (ladrillo) y pig (cerdo), con una sutil referencia a la frase hecha que designa en ese idioma la idea de algo inverosímil: flying pig (cerdo que vuela).

Otros teóricos han utilizado la expresión economía porcina. “Es un apodo peyorativo, aunque refleja la realidad. Hace ocho años, los cerdos llegaron realmente a volar. Sus economías se dispararon después de unirse a la eurozona. Ahora, los cerdos están cayendo de nuevo a tierra”, escribió Financial Times en septiembre de 2008. Los mismos calificativos han usado The Times, Newsweek y The Economist.

Pese a que las economías de los países donde más han arreciado esas críticas (Reino Unido y EE UU) también atraviesan por dificultades, los desprecios no han desaparecido. Todo empezó con las tesis del sociólogo Max Weber sobre la inferioridad del catolicismo romano respecto al protestantismo para construir economías capitalistas solventes.

Los cinco países PIGS tienen esa característica religiosa, son católicos romanos, salvo Grecia, que es ortodoxa, una religión prima hermana del catolicismo. Si hubiera un barómetro para medir el maridaje entre el Estado y la religión, Grecia se llevaría la palma confesional, por delante de Italia y España. La última demostración fue la jura del cargo del nuevo primer ministro heleno, humillado ante el nutrido grupo de prelados encabezados por el arzobispo de Atenas y primado de Grecia, Jerónimos II.

En España, los presidentes de Gobierno y sus ministros, incluso los tachados por el Vaticano de “laicistas furibundos” (como Rodríguez Zapatero), juran su cargo ante un crucifijo y la Biblia abierta por el Pentateuco, el llamado Libro de los Números.

LA CULTURA PROTESTANTE DEL TRABAJO
Veamos las tesis del sociólogo alemán Max Weber (Erfurt, 1864-Múnich, 1920). Las expone en un libro que se hizo pronto famoso,  La ética protestante del capitalismo, publicado en 1905. Dice: “El mundo protestante es más exitoso económicamente que el católico gracias al influjo de la religión protestante en cada uno de sus individuos: amor al trabajo, honradez, ahorro y apego permitido a lo material”.

Los protestantes llaman perezosos a los católicos. Replican los católicos que los protestantes son materialistas. Weber lo explica así: “El católico es conformista y prefiere la seguridad, mientras que el protestante se atreve con el riesgo. La Iglesia católica castiga al hereje, pero es indulgente con el pecador. El protestante pone el énfasis no en la confesión, sino en la conducta. Cualquier fabricante sabe que es la falta de conciencia de los trabajadores de países como Italia uno de los obstáculos de su evolución capitalista y de todo progreso”.

El sociólogo de la religión se refiere aquí a un tema de rabiosa actualidad en la UE: la menor laboriosidad y productividad de los países del sur, y el escandaloso absentismo laboral. Según Weber, el protestante no considera el trabajo un castigo. Los católicos, en cambio, creen que el trabajo es el máximo castigo de Dios por el pecado original . Del protestantismo, perseguido con saña en España hasta 1966, escribió Menéndez Pelayo, desde su atalaya de católico a machacamartillo: “El protestantismo no es más que la religión de los curas que se casan”.

Recientes investigaciones de  Ludger Wössmann y Sascha Becker , profesores de Economía de la Educación en la Universidad de Múnich, confirman en parte esta tesis tan radical.  Efectivamente, las regiones alemanas protestantes eran (son) de promedio más ricas y desarrolladas que las católicas , y también tenían (tienen) mayor nivel de escolarización de mujeres.

Es difícil encontrar un historiador de las religiones que no se ocupe de las tesis de Weber. El último en hacerlo es  Diarmaid MacCulloch, catedrático de Historia de la Iglesia en la Universidad de Oxford . Acaba de publicar una imponente Historia de la Cristiandad (Debate, 2.300 páginas) y,  pese a señalar los intentos renovadores de Roma, considera razonables los argumentos del sociólogo alemán . “Los colectivos son más proclives que los individuos a pasar por alto algo que sucede delante de sus narices”, ironiza.

LA UE, HOY EN DÍA
Vengamos a la actualidad. Manuel Vicent acaba de escribir en EL PAÍS un perfil de la canciller de Alemania, Angela Merkel. Lo tituló “Como el ama de casa de Europa”. Dice Vicent: “Merkel entró en política con la caída del Muro. Aquel 9 de noviembre de 1989 se limitó a cruzar al Berlín Occidental para llamar por teléfono a una tía de Hamburgo. Se dio una vuelta por la Ku’damm y después de contemplar los escaparates capitalistas volvió a casa porque al día siguiente había que madrugar. Ahora, aquella mujer adusta de la Alemania comunista está llamada a solventar todo el despilfarro impúdico del catolicismo barroco, el de los sobrinos manirrotos del sur como la tía luterana del Norte a la que acudes para que te salve de la bancarrota”.

Efectivamente , la protestante Ángela Merkel se presenta capaz de arreglar las cuentas y las deudas de los Estados del sur, como se ayuda a un primo borrachín. Pero exige a los pordioseros atenerse al cuento de los tres cerditos merendados por el lobo. No ayudará, a menos que los PIGS estén dispuestos a construir en cemento armado sus casas, en vez de con paja reseca, y a aplicarse el cuento de la austeridad, el rigor y los sacrificios.

LA EUROPA DE CULTURA CATÓLICA
Todo son dudas. Las medidas de austeridad impuestas a los  italianos  por el Gobierno del tecnócrata Mario Monti (bien arropado por ministros católicos, como Andrea Riccardi, hagiógrafo de Juan Pablo II y fundador de la Comunidad de San Egidio, uno de los nuevos movimientos del catolicismo romano), excluyen de todo sacrificio a la Iglesia católica. El plan de ajuste asciende a 30.000 millones de euros, de los que buena parte proceden de un nuevo impuesto inmobiliario. Si la Iglesia católica italiana lo tuviera que pagar, Monti tendría 2.500 millones más. Lo han evitado ministros considerados más súbditos del Vaticano que de Italia.

Italia confirma también las conclusiones de Wössmann y Becker, con un añadido: allí está demostrado que el norte, más rico pero menos religioso, es menos corrupto que el sur, donde la tradición católica está más arraigada y hay más pobreza.

Han hecho lo mismo que Italia los nuevos gobernantes de  Grecia. En  España , ni siquiera se plantea lo contrario, pese a ser la Iglesia católica el segundo propietario inmobiliario después del Estado.  En los tres países católicos en crisis, las jerarquías católicas viven en un clamoroso paraíso fiscal.

En España, el atraso económico se concentra, con tasas de paro por encima del 30%, en las regiones más católicas, si sirve para medir la religiosidad el porcentaje de contribuyentes que coloca la equis en su declaración de la renta pidiendo que Hacienda desvíe el 0,7% de su cuota fiscal para pagar los salarios de obispos y sacerdotes . Andalucía y Castilla-La Mancha duplican el porcentaje de País Vasco y Cataluña. Además, la historia del mal llamado impuesto religioso es una demostración de cómo en el mundo católico la verdad puede convertirse en mentira con desparpajo. Sostienen los obispos que son sus fieles los que pagan ese impuesto. No es verdad.  El católico español, al contrario que en Alemania, no añade ni un euro en el IRPF para su confesión. Es Hacienda quien lo deduce de los ingresos totales del Estado, de manera que el sostenimiento del clero católico corre también por cuenta de ateos, protestantes, judíos, musulmanes y todos los etcéteras que quieran añadirse .

MUJER, RELIGIÓN Y SOCIEDAD
Uno de los frenos del desarrollo en los países católicos es la tradicional aversión de los jerarcas romanos por la mujer . Ese talibanismo pervivió en la Europa de los PIGS hasta bien entrado el siglo XX, pomposamente llamado el siglo de las mujeres. Carlos Marx, muchos años antes, había advertido de que “el progreso social se mide por la posición que ocupa la mujer en una determinada sociedad”. En España, durante el franquismo, donde mandaban mucho los obispos, las mujeres no podían abrir cuentas en un banco ni obtener el pasaporte sin licencia del marido.

Otro cantar es la fama festivalera de los países del sur . El presidente Mariano Rajoy ha prometido que reducirá los puentes festivos para mejorar la productividad, pasando al lunes algunas fiestas de guardar. Lo tiene difícil. Ya lo intentó Felipe González en 1984 con la fiesta de la Inmaculada (8 de diciembre), para que no coincidiese con la de la Constitución (dos días antes). Los obispos casi se echan al monte.

Fuente: protestanteDigital.com

La Biblia se convirtió en el bestseller de 2011 en Noruega

A pesar de llevar cientos de años disponible, los noruegos hicieron largas colas en las librerías durante 2011 por conseguir un ejemplar del libro de los libros: la Biblia.

La última versión en noruego de las Sagradas Escrituras fue el libro más leído en el país escandinavo en 2011, vendiendo más de 80.000 copias y manteniéndose en lo más alto de las listas de ventas casi todas las semanas desde su publicación, en octubre, hasta final de año.

En la nueva edición, la última traducción de la Biblia al noruego en los últimos 30 años, varios autores y académicos se encargaron de adaptar la forma bíblica a los nuevos tiempos. Famosos autores como Karl Ove Knausgard y Jon Fosse contribuyeron en un intento de hacer el libro más fácil de leer para la audiencia.

El valor de una buena campaña de márketing

Según los editores, se calculó que en principio unas 25.000 copias serían suficientes, pero en tan solo dos meses se vendieron casi 80.000 ejemplares.

“Normalmente solemos vender unas 60.000 copias cada año, pero en 2011 fueron casi 80.000”, dijo a BBC Mundo Dag Smeno, de la Sociedad Noruega de la Biblia y encargado del lanzamiento de la nueva edición. “Solo tuvimos presupuesto para poner a la venta 25.000 en un principio, así que nos quedamos cortos”, añadió.

“No teníamos mucho dinero para marketing pero decidimos usarlo bien. Conseguimos que los medios a los que entregamos copias no desvelaran nada del libro hasta su lanzamiento, y así creamos expectativa”, dijo Smeno, quien está de acuerdo en que no deja de resultar paradójico que el embargo funcionara con un libro que lleva disponible miles de años.

“Varias de las razones de la buena acogida fueron la enorme publicidad que tuvo, la popularidad de los autores de ficción envueltos en el proyecto y que han participado en la promoción, y la organización de eventos estilo Harry Potter, que provocaron que los jóvenes hiciesen cola en las librerías”, señaló a BBC Mundo vía correo electrónico Ingunn Økland, columnista del diario noruego Aftenposten.

Palabras, palabras, palabras

La anterior edición en noruego de la Biblia fue publicada en 1978. “Creemos que cada generación debe tener su propia traducción. Hay que renovarla cada 25 años más o menos, porque el lenguaje cambia, y la sociedad también”, explica Smeno.

“Nos gastamos unos 3 millones de libras en el proyecto, que duró 12 años y que involucró a unos 60 traductores expertos y a unos 15 novelistas y poetas noruegos. Los traductores hicieron el trabajo de cálculo digamos, y los poetas se sentaron con ellos a jugar con las palabras”, añade.

Muchos consideran que otra de las razones del éxito fue el esfuerzo puesto en el lenguaje. “Una de las diferencias de esta edición es que el lenguaje está más cuidado desde el punto de vista literario”, dijo a BBC Mundo Gabriel Moro, editor jefe de la revista literaria noruega Bokvennen.

“Nuestra anterior edición fue más idiomática, no tanto palabra por palabra sino tratando de traducir el sentido general. Esta fue más literal, pero intentamos elegir mejor las palabras, por eso está escrita en un noruego tan actual”, asegura Smeno.

La nueva edición es más fácil de leer y está dividida en tres tomos escritos en una sola columna (la versión original es en dos), sin comentarios ni anotaciones.

“Aunque no todos son religiosos, muchos autores en Noruega se inspiran en la Biblia, y eso les habrá llevado a querer involucrarse en un proyecto de este estilo. Aún así sé que hubo muchas discusiones en torno al lenguaje utilizado y algunos escritores dejaron el proyecto antes de que concluyese”, añade Moro.

Fuente: bbc.co.uk