Advierte en Israel sobre disturbios masivos de palestinos

El recientemente elegido Jefe del Ejército Beny Gantz advirtió hoy sobre posibles disturbios masivos de parte de los palestinos ante la ola de manifestaciones que se desarrolla en el mundo árabe.

“Hay un nuevo jugador en Medio Oriente; la calle” dijo Gantz frente al Comité de Seguridad y Relaciones Exteriores de la Knesset.

Según Gantz, los disturbios que se llevaron a cabo durante el día de la Nakba pueden volver y de peor manera “el Ejército ha aprendido las lecciones de los hechos ocurridos en el Día de la Nakba y sabemos que podemos encontrarnos con protestas masivas en los próximos meses”.

Durante el día de la Nakba, cientos de palestinos marcharon sobre las fronteras en las Alturas del Golan, desde el Líbano y desde Gaza e ingresaron a Israel.

Gantz también se refirió a la amenaza de la nueva flotilla que se prepara para partir hacia Israel con al menos 15 embarcaciones y que partirá de Turquía.

“Los organizadores están trabajando para provocar odio hacia Israel y no les interesa ayudar a la población en Gaza. No hay más problema humanitario en Gaza ya que cientos de camiones que llevan comida y otros productos ingresan todos los días” dijo.

Gantz fue consultado sobre la suerte de Gilad Shalit, el soldado secuestrado en manos del Hamás desde el 2005 y dijo que se hace el máximo para traerlo en vida.

Fuente: elReloj.com

Pastor evangélico abandona México a causa de la persecución religiosa

Donaciano Díaz y su esposa Angélica Agustín Pilar, acaban de abandonar Oaxaca ante la fallida intervención oficial para solucionar el conflicto religioso en Santa María Yohueche, agencia de San Baltazar Yatzachi el Bajo. “Estoy muy decepcionado de mi estado, ya que no hay justicia, el gobierno no hace nada, absolutamente nada para combatir la intolerancia religiosa”, reprochó el pastor evangélico.

Denunció que luego de su liberación el pasado 29 de abril, un grupo de personas irrumpió en su domicilio y obligó a su madre Reyna Doloresa colocar sus huellas digitales en un documento del cual desconocen su contenido.

Posteriormente Reyna Dolores, integrante de la iglesia evangélica en Yohueche, fue encarcelada y multada, acusada de defender a Donaciado Díaz el pasado 25 de abril cuando fue detenido y encarcelado por haber regresado a Yohueche, de donde había sido expulsado en diciembre último.

VIOLACIÓN DE DERECHOS HUMANOS
“¿En dónde están los derechos humanos? Fueron violados mis derechos humanos y mis derechos como ciudadano”, señaló el pastor. Dijo temer por la vida de su madre y de otras cuatro familias que profesan la religión evangélica, por posibles actos represivos en su contra. “Ahí no hay justicia, ahí actúan como ellos quieren”, recalcó.

También indicó Díaz que debido a la infructuosa intervención oficial, solicitará la mediación de Estados Unidos para exigir la protección de estas cuatro familias, en especial para su madre, quien por su avanzada edad y enfermedad no puede abandonar el pueblo.

Señaló que  en Oaxaca, escudándose en los usos y costumbres, se cometen graves violaciones a los derechos humanos y a la propia Constitución, por lo que consideró urgente realizar un análisis de la realidad e intervenir para modificarla. “En este siglo, no debería existir algo así; somos libres para elegir qué religión profesar”, señaló.

SUPUESTOS MOTIVOS
La presunta construcción de un templo evangélico fue lo que desató la persecución en su contra.  “Eso no fue cierto, pero de así haber sido, qué de malo tendría”, espetó.

El pasado 25 de abril, Donaciano Díaz y su esposa Angélica Pilar quedaron detenidos y encarcelados en Santa María Yohueche. La detención fue ordenada por los profesores Reynaldo Chávez y Raquel Osorio Irineo, así como por la abogada Rosalva Santiago Pastor.

LARGA PERSECUCIÓN
El pastor evangélico ya había sido detenido en noviembre de 2010 en su domicilio de Santa María Yohueche, Yatzachi, Villa Altaun. En esa oportunidad, fue humillado, encarcelado, robado en dinero y pertenencias de valor, y expulsado de su comunidad por profesar la religión evangélica.

Los Díaz fueron expulsados junto con el matrimonio de Jaime Lorenzo Luna y Juliana de la Cruz Pérez, y se les comunicó que caso de querer retornar a la comunidad en donde nacieron, debían pagar 50 mil pesos.

La última detención, en el mes de abril, tuvo lugar luego de que Donaciano y su esposa tomaran la decisión de regresar a la comunidad, tras cinco meses de fallidas negociaciones con la Secretaría General de Gobierno.

Ellos habían propuesto regresar por algunos días a Yohueche, antes de partir hacia Estados Unidos, sin embargo no hubo aceptación de la comunidad y se planteó que fueran apenas unas horas las que pudieran permanecer para despedirse de madre de Díaz, de 80 años, y tomar algunas de sus pertenencias.

Una víctima más. Hasta el momento, son 469 las familias desplazadas por intolerancia religiosa, conflictos agrarios o políticos. Catorce por ciento de los casos son de intolerancia religiosa, ya que el 15%de los oaxaqueños pertenecen a la iglesia evangélica.

Fuente: protestanteDigital.com